AP
3 de diciembre de 2015 / 07:51 a.m.

EU.- Los dos rifles de asalto y dos pistolas utilizadas el miércoles en la masacre en San Bernardino se compraron de forma legal en Estados Unidos, según las autoridades. Dos de ellas fueron adquiridas por alguien que ahora está bajo investigación.

Los investigadores trabajan ahora para trazar una conexión hasta el último comprador legal de las armas, indicó Meredith Davis, de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Las cuatro armas se compraron hace cuatro años, señaló la portavoz, que no detalló si se habían adquirido fuera del estado o cómo y cuándo llegaron a manos de los dos sospechosos por la balacera.

California requiere un trámite burocrático cuando las armas cambian de manos de forma privada, señaló Davis, pero otros muchos estados no.

Los rifles empleados eran de calibre .223, lo bastante potentes como para perforar los chalecos antibalas estándar que llevan los agentes de policía, y algunas clases de munición pueden incluso perforar muros.