MILENIO DIGITAL
5 de noviembre de 2017 / 04:34 p.m.

MÉXICO.- Una nueva investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revela las relaciones de líderes mundiales con paraísos fiscales.

La publicación, conocida como Paradise Papers, difunde más de 13.4 millones de documentos de sociedades creadas o que operan en los llamados "paraísos fiscales" alrededor del mundo.

Los documentos exponen la operación conocida como el círculo mágico offshore, es decir, una élite que incluye a 120 políticos, príncipes, empresarios, oligarcas, estrellas de Hollywood y deportistas.

El ICIJ es responsable también de la publicación en 2016 de los Panama Papers.

En esta nueva revelación sobresalen más de una docena de asesores del presidente estadunidense, Donald Trump, así como varios consejeros, donantes de su campaña electoral e incluso el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el titular de Estado de Comercio, Wilbur Ross.

Ross aparece como accionista de una naviera con operaciones comerciales con un empresario ruso, objeto de sanciones por parte de Washington y que actualmente se investigan la posible injerencia rusa en los comicios para apoyar una victoria a favor Trump.

La nueva filtración se centra en uno de los tres estudios jurídicos más selectos del mundo dedicados al armado y la administración de estructuras societarias offshore.

La filtración incluyen mails, registros de clientes, formularios bancarios, presentaciones judiciales y otros archivos de Appleby.

En ésta también sobresalen empresas multinacionales como Apple, Nike y bancos como Citigroup y HSBC para evitar el pago de impuestos a través de maniobras de contabilidad.

De igual forma sobresalen algunas universidades de renombre mundial.

La mayoría de la información fue obtenida mediante dos firmas de servicios offshore: Asiaciti Trust, con sede en Singapur, y Appleby, ubicada en Bermudas.

La compañía de servicios offshore Appleby admitió hace unos días que era posible que el consorcio hubiera obtenido, de manera ilegal, el material.

La empresa, que acusó de un ciberataque, explicó que sus operaciones son legales y que se maneja dentro de los márgenes de la ley.



dat