15 de abril de 2013 / 10:26 p.m.

Ciudad de México • El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, calificó de ridículo el llamado de la Secretaría de Gobernación a desterrar el “narcolenguaje” de las comunicaciones oficiales, pues dijo, por considerar que eso no elimina la violencia, ni la realidad del país.

“Me parece ridículo que porque se vayan a quitar las palabras en el lenguaje de comunicación esto signifique que ya no va a existir el problema, y me parece peligroso y me parece grave que pretendamos taparnos los ojos y creer que ya no existen ese tipo de cosas”, puntualizó.

Sostuvo que la situación de violencia e inseguridad existe para muchos ciudadanos, quienes “no se merecen que pretendamos que cambiando las palabras, que ya no hablando de ese tema, ocultemos un asunto como si no existiera”.

Villarreal descalificó así la recomendación del gobierno federal a las autoridades locales para desterrar de sus comunicaciones los términos empleados por los delincuentes, bajo el argumento de “el crimen organizado ha terminado por imponer su lenguaje a los medios, al lograr que se vuelvan de uso común palabras como levantón, encajuelados o encobijados”.

La convocatoria de la Secretaría de Gobernación tuvo lugar durante el primer Encuentro Nacional de Comunicadores encabezado por el subsecretario de Participación y Participación Ciudadana, Roberto Campa, en el puerto de Acapulco.

En conferencia de prensa al finalizar la Junta de Coordinación Política en el Palacio de San Lázaro, el líder parlamentario de Acción Nacional puntualizó:“Respeto la propuesta de Gobernación respecto de eliminar las palabras del narcolenguaje, pero eso no elimina la violencia, ni la realidad que se vive en este país; nuestra invitación es a que vayamos adelante, que combatamos juntos la inseguridad, la delincuencia, que vayamos juntos contra el crimen organizado, que vayamos determinados contra el narcotráfico y que vayamos determinados a regresarle la paz y la seguridad a los mexicanos”.

Reafirmó además la disposición del PAN a respaldar las acciones gubernamentales orientadas a recuperar la seguridad sin miedos, sin titubeos y sin cortapisas.

FERNANDO DAMIÁN