3 de junio de 2013 / 10:28 p.m.

El coordinador del PAN en San Lázaro dijo que el gobernador de Tabasco no es mago, ya que a la hora de tomar posesión del cargo se dio cuenta que el relajo estaba peor de lo que todos nos imaginamos.

 

Ciudad de México • El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villareal, consideró "de risa loca" las declaraciones del ex secretario de Finanzas de Tabasco, José Manuel Saiz, respecto a que el gobernador Arturo Núñez inventó la quiebra financiera de la entidad.

Villarreal insistió, además, en la necesidad de discutir y aprobar las reformas en materia de control de deuda en los estados para evitar más "granierazos" y "moreirazos".

El líder parlamentario de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, calificó a Saiz de cínico, pero sostuvo que tanto él como el ex gobernador Andrés Granier están protegidos y no serán castigados, mientras el coordinador perredista Silvano Aureoles demandó investigar y esclarecer las presuntas irregularidades en las finanzas de Tabasco para evitar más especulación.

En declaraciones a MILENIO, José Manuel Saiz rechazó que la administración de Andrés Granier haya dejado en quiebra financiera a la entidad y acusó al gobernador Arturo Núñez de inventar cifras del endeudamiento estatal con fines mediáticos.

Interrogado al respecto, el legislador panista Luis Alberto Villarreal puntualizó:

"La verdad es que es de risa loca lo que dice (Saiz), es entrar a una sala a ver un elefante y no darte cuenta que ahí está, pues ahí lo dejaron, o sea, si el gobernador Núñez no es mago, él simplemente a la hora de entrar, de tomar posesión del cargo, de empezar a revisar, pues se dio cuenta que el relajo en su estado estaba peor de lo que todos nos imaginamos".

El coordinador de los diputados de Acción Nacional demandó por ello "todo el peso de la ley" contra Granier, y cuestionó el deslinde del Revolucionario Institucional.

"Ahora resulta que iba pasando por la calle cuando lo hicieron gobernador. ¡No! El señor era priista, porque pues hay que decirlo, y yo veo que hablar de Granier como si fuera un extraterrestre que bajó a Tabasco a saquear a los tabasqueños, no es cierto. Ni era extraterrestre y parece ser que sí saqueó a los tabasqueños y era del PRI", remarcó.

Se pronunció por convocar a un periodo extraordinario de sesiones, pero principalmente para votar la reforma pendiente sobre el acotamiento a la deuda de las entidades federativas.

"No queremos más granierazos, no queremos más moreirazos, no queremos que suceda lo que está pasando en Veracruz con el gobernador Duarte: deudas impagables que el día de mañana revientan las finanzas públicas y eso va a en el detrimento de los servicios y bienes públicos que los ciudadanos se merecen", indicó.

Monreal calificó de cínicas las declaraciones de Saiz, cuando la corrupción era un secreto a voces durante la administración de Granier en Tabasco.

"Este señor es un cínico; obviamente hay conductas ilegales, pero además era de todo conocido la corrupción en que nadaba él, el gobernador y sus funcionarios en Tabasco; era una enorme corrupción", señaló.

Sostuvo, sin embargo, que Granier y sus colaboradores están protegidos por Enrique Peña Nieto y no le van a hacer nada, pues a su juicio el ex mandatario aportó dinero a la campaña presidencial del PRI y nadie lo va a detener para que hable y "salpique" a muchos.

En su turno, el perredista Silvano Aureoles reconoció el derecho de Saiz a defenderse "mediática y legalmente", pero llamó a investigar las acusaciones en su contra y terminar así con las especulaciones.

"Dichas especulaciones se acaban si se investiga y se deslinda, pues no es la palabra del señor que se siente agraviado o que está siendo investigado, no tiene que ser la palabra de él contra la del gobernador, sino en el marco de la ley y lo que establece la Constitución y con una investigación responsable, pues que se diga exactamente dónde quedó la bolita, para no estar especulando", atajó.

FERNANDO DAMIÁN