20 de febrero de 2015 / 10:51 p.m.

La plantilla de River Plate, todavía sin asimilar el impacto de la derrota sufrida este jueves en Oruro ante San José (2-0) en su debut en la Copa Libertadores, se quejó sobre la falta de agua en los vestuarios del estadio boliviano Jesús Bermúdez, que obligó a los jugadores a retirarse sin poder bañarse.

"Nadie vino a ver como estábamos. El pueblo boliviano nos trató muy bien, tanto en Santa Cruz como en Oruro, pero no había agua en los vestuarios y tuvimos que irnos sin poder bañarnos", enfatizó el vicepresidente de River, Jorge Brito.

El equipo millonario emprendió su regreso a Buenos Aires, donde cumplió con su práctica vespertina de cara a su próximo compromiso por el certamen local, frente a Quilmes el domingo en el estadio Monumental.

Después de un comienzo con triunfo en el torneo doméstico con goleada ante Sarmiento por 4-1, de visitante en Junín, el actual campeón de la Copa Sudamericana buscará reivindicarse ante su público.

El defensa Germán Pezzella, que ayer sufrió un traumatismo lumbar y debió ser reemplazado, será sometido a estudios para analizar la gravedad de su lesión.

El próximo compromiso de River en el grupo 5 de la Copa Libertadores será el jueves 5 de marzo, de local, ante el Tigres mexicano.

AGENCIAS