22 de abril de 2014 / 06:57 p.m.

JOHANESBURGO, Sudáfrica.- En un robo nocturno, desconocidos se colaron en una oficina del servicio provincial de parques de Sudáfrica y violentaron una caja fuerte donde había varias docenas de cuernos de rinoceronte que valen una fortuna en el mercado ilegal en partes de Asia.

El robo durante el fin de semana en la ciudad nororiental de Nelspruit fue un revés para los esfuerzos por controlar el negocio clandestino de cuernos de rinocerontes, que ha aumentado en los últimos años pese a un incremento en los fondos para evitar la cacería furtiva en Sudáfrica, donde está la mayoría de rinocerontes en el mundo.

El martes, investigadores forenses de la policía analizaron la escena del robo en la Agencia de Turismo y Parques de Mpumalanga y las autoridades estudiaban la posibilidad de complicidad interna.

"Es demasiado prematuro como para descartar esa posibilidad", dijo el capitán Paul Ramaloko, de una unidad de investigación de la policía conocida como Halcones. "Encaramos la investigación con una mentalidad flexible".

Ramaloko precisó que el robo de "casi 40" cuernos de rinoceronte ocurrió el sábado por la noche.

Los ladrones violentaron una caja fuerte donde la agencia guarda algunos de sus cuernos de rinoceronte antes de transportarlos a "otro lugar no revelado" para su almacenamiento más prolongado, dijo Kholofelo Nkambule, una portavoz de la agencia. La poderosa maquinaria utilizada por los ladrones desmenuzó parte de la caja fuerte.

Agencias del gobierno y algunas reservas privadas guardan cuernos de rinoceronte, incluso los confiscados a cazadores furtivos y otros cortados de los animales en un intento por detener los ataques. Pero el robo en Nelspruit provocó preocupación sobre la seguridad de esas reservas en Sudáfrica, que considera la posibilidad de proponer un comercio regulado de cuernos de rinocerontes para poner fin a la caza ilegal. La ley requeriría la aprobación de CITES, el organismo internacional que vigila las especies en peligro y que se reunirá en Sudáfrica en 2016.

El año pasado, 66 cuernos por valor de varios millones de dólares en el mercado ilegal fueron robados de una reserva privada en la provincia sudafricana de Limpopo, según la prensa local.

AP