4 de enero de 2015 / 08:51 p.m.

Teherán.- El presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó que su país no puede tener un crecimiento económico sostenible si permanece apartado del mundo, en una señal de voluntad para finalizar el aislamiento que ha vivido el país desde 1979.

En su discurso de apertura de la primera conferencia económica en Teherán, cuyo objetivo es revisar las estrategias para acceder a un crecimiento sostenible y creador de empleos, Rohaní declaró que los inversores extranjeros no deben ser vistos como una amenaza.

"El país no puede desarrollarse en el aislamiento. Pero eso no significa que debamos renunciar a nuestros principios e ideales", dijo Rohaní ante más de mil 500 economistas de todo el país, según la agencia iraní de noticias IRNA.

Para Rohaní, la República Islámica, que en este momento sufre la caída del precio del petróleo y se ve afectada por las sanciones internacionales debido a su programa nuclear, debe reforzar su economía para hacerla menos vulnerable al contexto internacional.

"La época en la que se decía que la presencia de inversores extranjeros amenazaba la independencia de un país ha pasado. Hoy implica lo contrario", indicó.

El mandatario iraní, un moderado que defiende el acercamiento con Occidente frente a ciertos ultraconservadores, consideró que "el refuerzo de la economía permitirá negociar más cómodamente con los países extranjeros".

Asimismo, volvió a defender la negociación con las grandes potencias extrajeras para llegar a un acuerdo sobre su controvertido programa nuclear y acabar de esta forma con las sanciones que enfrenta.

Irán y el llamado Grupo 5+1 (formado por China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania) retomarán el próximo 15 de enero las discusiones para alcanzar un acuerdo definitivo sobre el programa atómico iraní.

FOTO Y TEXTO: NOTIMEX