5 de marzo de 2013 / 07:14 p.m.

Ciudad de México • El dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, pidió no hablar de los gastos y lujos que se le imputan, al afirmar que él tiene las manos limpias y no hay ningún problema si la ley lo llama porque está tranquilo cumpliendo con su trabajo.

Entrevistado en el Senado, negó que la detención de la ex lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo, sea un problema con el sindicalismo mexicano, sino personal.

“"Yo creo que no es un tema del sindicalismo, yo creo que es un tema personal, esa es mi opinión"”, indicó, al rechazar que se trate también de una vendetta política.

“"La opinión de Carlos Romero es que nosotros ya vivimos un tema hace algunos años, el caso Pemex, siempre tuvimos confianza en el poder judicial del país y finalmente esa confianza que depositamos en él yo creo que la tienen que depositar todos los mexicanos, que en un momento dado están sujetos a un proceso, verdad, seguramente serán ellos los que determinen la culpabilidad o inocencia, en este caso de la maestra.

-¿Usted está tranquilo, hay cuentas claras en el sindicato?

- Absolutamente y yo quisiera decirles que tan tranquilos estamos que en octubre celebramos nuestra convención ordinaria, en donde participaran los participantes de todos los trabajadores sindicalizados del país. Rendimos nuestros informes de trabajo, nuestros informes financieros, todos fueron aprobados, fui propuesto para ser reelecto y el proceso fue por unanimidad, no hubo ningún problema y tan tranquilos estamos que no falta la gasolina ni ha faltado nunca"”.

Insistió en que el gremio petrolero está trabajando tranquilo, porque tiene un compromiso con Pemex y todos los mexicanos.

-¿Tiene Carlos Romero Deschamps las manos limpias?

-“"Sí señor, así es"”

-¿Así de claro?

- Así de claro.

-¿No hay problema de que la ley lo llame?

-Ningún problema, tan estamos tranquilos que estamos aquí cumpliendo con nuestro trabajo"”, abundó, pero cuando se le preguntó si las versiones de sus gastos, sus carros, los lujos de la familia son mitos o leyendas, el líder petrolero pidió no hablar de ello.

-¡Por supuesto que no! pero yo quisiera que con todo respeto me evitaran hablar del tema.

-..¿Pero es una de las críticas que más se le hacen?

- Bueno, es una de las críticas, pero para nosotros no tiene fundamento e insisto, permítanme no opinar sobre el tema y yo les respondo como dirigente sindical y como senador de la república que soy, con mucho gusto.

Puntualizó que está dispuesto a rendir cuentas a los trabajadores, como lo marca la ley, porque aunque haya disidencia, en este caso manda la mayoría y ésta lo reeligió, porque en ese gremio hay tranquilidad laboral, armonía y no hay inquietudes.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO