2 de marzo de 2015 / 07:08 p.m.

 

Ronda Rousey está dominando como pocos atletas en este momento. El sábado le tomó solamente 14 segundos para terminar a Cat Zingano en UFC 184. ¿Cómo festejó Ronda? Fue a disfrutar de unas excelentes alitas.

Según cuentan se tardó más en comer su primer alita que la destrucción que le causó a Zingano el sábado en la noche.

Para la estadunidense es una tradición ir a cenar alitas después de sus peleas. 

JOSÉ MANUEL VILLALVA