NOTIMEX
28 de diciembre de 2015 / 04:35 p.m.

Moscú.- Aviones de combate de Rusia destruyeron 556 objetivos del grupo extremista Estado Islámico (EI) en Siria durante 164 incursiones aéreas en los últimos tres días, provocando que los yihadistas cambien las rutas del tráfico de crudo desde ese país.

“En tres días desde el 25 de diciembre, la aviación rusa realizó 164 vuelos de combate durante los cuales fueron destruidos 556 objetivos yihadistas en las provincias de Alepo, Idlib, Latakia, Hama, Homs, Damasco, Deir Ezzor y Raqqa”, dijo el teniente general Serguei Rudskoi.

Rudskoi, jefe de la Dirección General de Operaciones del Estado Mayor ruso, indicó a la prensa que en una semana la aviación rusa intensificó sus ataques en apoyo a la ofensiva del Ejército sirio y otras fuerzas patrióticas de la oposición que luchan contra el EI.

Poco antes, el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Igor Konashenkov, alertó que el grupo yihadista ha cambiado las rutas del tráfico de crudo desde Siria a causa de los bombardeos rusos, según la agencia rusa de noticias Sputnik.

“A raíz de nuestros ataques, el EI ha cambiado la logística del tráfico de petróleo de Siria a Turquía abriendo nuevas rutas a través del norte de Irak, donde constantemente centra su atención Estados Unidos, explicó Konashenkov.

Agregó que en la reciente conferencia de prensa de Rudskoi, “hemos demostrado con fotos y videos el resultado del trabajo de nuestra aviación con el fin de socavar las fuentes de ingresos criminales de EI en Siria”.

Rusia informó el fin de semana que golpeó cerca de dos mil instalaciones petroleras del EI en la frontera siria con Turquía para afectar el contrabando de crudo, incluso divulgó un video en el que exhibe los ataques aéreos.

Moscú, que es acusado por Occidente de atacar a los civiles sirios que enfrentan al régimen de Bashar al Assad, aseguró que el grupo yihadista continúa con el contrabando de crudo desde Siria a Turquía.

El comandante en jefe de las Fuerzas Aeroespaciales rusas, Viktor Bondarev, aseguró que los aviones rusos no han atacado objetivos civiles desde que comenzó su campaña de bombardeos en Siria hace casi tres meses.

“Las Fuerzas Militares Espaciales de Rusia no han atacado nunca objetivos civiles en Siria. Los pilotos están bien entrenados y nunca han fallado sus objetivos, nunca han bombardeado los denominados lugares sensibles: escuelas, hospitales, mezquitas”, señaló.