NOTIMEX
23 de diciembre de 2015 / 06:04 p.m.

Moscú.- El gobierno de Rusia refutó hoy el reporte de Amnistía Internacional (AI) que le acusa de cometer crímenes de guerra en Siria, asegurando que el documento está lleno de “frases hechas” y expresiones de sospechas sobre los ataques aéreos.

El Ministerio de Defensa de Rusia indicó esta tarde que estudió el informe de la organización defensora de los derechos humanos y “no hay nada preciso, nuevas frases hechas y suposiciones (igual a las) que ya hemos rechazado anteriormente”.

El informe está lleno de expresiones tales como “ataques aéreos presuntamente rusos”, “posibles violaciones del derecho internacional” y así sucesivamente “todas suposiciones sin ninguna prueba”, sostuvo el portavoz del ministerio, Igor Konashenkov.

AI refiere presuntos bombardeos rusos sobre zonas civiles sin objetivos militares específicos, que han dejado numerosos muertos, y el uso de bombas racimo y de bombas no guiadas en zonas residenciales pobladas, citó el vocero.

Sin embargo, Konashenkov dijo que “no puede saber esto y no es capaz de verificarlo”, de acuerdo con despachos de la agencia informativa rusa TASS.

“Los yihadistas en Siria operan con unidades móviles, usan camionetas con armamento de gran calibre montados en ellos”, señaló y precisó que cada uno de estos vehículos es considerado un objetivo militar legítimo, según la clasificación del Ejército de Estados Unidos.

Aseguró además que los aviones de combate rusos desplegados en Siria “no usan municiones de racimo y este tipo de armas no se encuentran en la base aérea de Hmeymin”, de donde salen los jets para cumplir sus misiones.

Konashenkov pidió a la organización que identifique a las fuentes de la información que utilizó para elaborar su informe, ya que le acusa de bombardear instalaciones inexistentes y de atacar hospitales sirios, señalamientos que “rechazamos de manera rotunda”.

“Un rasgo característico de todas estas acusaciones es la falta de pruebas concretas y las referencias de testigos anónimos”, puntualizó.

Según la agencia de noticias Sputnik, el portavoz criticó a AI por ignorar los crímenes de guerra cometidos por los grupos terroristas en Irak y Siria, así como el uso de bombas de racimo por las tropas de Ucrania en la región de Donbass, en el este de ese país.

Desde el pasado 30 de septiembre Rusia ha estado llevando a cabo ataques aéreos contra el grupo islamista Estado islámico (EI) en Siria, a petición del presidente de ese país, Bashar al Assad.