REUTERS
11 de septiembre de 2015 / 12:13 p.m.

Moscú.- Rusia llamó a Washington a reiniciar una cooperación militar directa para evitar "incidentes no deseados" cerca de Siria, en momentos en que funcionarios estadounidenses afirman que Moscú está acumulando fuerzas para proteger al Gobierno del presidente Bashar al-Assad.

Estados Unidos lidera una campaña de ataques aéreos contra combatientes de Estado Islámico en espacio aéreo sirio y una mayor presencia rusa aumentaría las posibilidades de que los 'archienemigos' de la Guerra Fría se enfrenten en el campo de combate.

Tanto Moscú como Washington afirman que su enemigo es el Estado Islámico. Pero Rusia respalda al Gobierno de Assad, mientras que Estados Unidos afirma que su presencia empeora la situación.

En los últimos días, funcionarios estadounidenses han señalado que Rusia está reforzando sus equipos y personal militar en Siria.

Fuentes libanesas declararon a Reuters que al menos algunas tropas rusas están participando en operaciones de combate en respaldo al Gobierno de Assad. Moscú ha declinado a comentar sobre esos reportes.

En una conferencia de prensa, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que el país estaba enviando equipamiento para ayudar a Assad a combatir al Estado Islámico.

Afirmó que personal militar ruso se encuentra en Siria principalmente para ayudar a la mantención de ese equipamiento y enseñar a los soldados sirios cómo usarlo.

Agregó que Rusia también está realizando ejercicios navales en el este del Mediterráneo, que dijo que habían sido planificados por largo tiempo y desarrollados en concordancia con la legislación internacional.

Lavrov culpó a Washington de interrumpir las comunicaciones militares directas entre Rusia y la OTAN por la crisis en Ucrania y dijo que dichos contactos eran "importantes para evitar incidentes no deseados".

"Siempre estamos a favor de que militares conversen en una forma profesional. Se entienden muy bien", dijo Lavrov.

"Si, como ha dicho (el secretario de Estado estadounidense) John Kerry, muchas veces, Estados Unidos quiere congelar esos canales, entonces háganlo", dijo.

Funcionarios estadounidenses afirman que no saben cuáles son las intenciones de Moscú en Siria. Los reportes de un aumento de la presencia rusa se conocen en momentos en que la situación ha cambiado en perjuicio del Gobierno de Assad en la guerra civil de cuatro años en Siria.

Damasco ha sufrido derrotas en el campo de batalla este año frente a una serie de grupos insurgentes. En la guerra civil siria han muerto cerca de 250 mil personas y se ha desplazado desde sus hogares la mitad de su población de 23 millones de habitantes.

Algunos han viajado a países de la Unión Europea, alimentando la actual crisis de refugiados.