AP
17 de noviembre de 2017 / 07:15 p.m.

NACIONES UNIDAS.- Rusia volvió a vetar el viernes una resolución de la ONU que habría extendido por 30 días el mandato del órgano de expertos encargados de determinar la responsabilidad por los ataques con armas químicas en Siria, lo que echa por tierra su misión y hace excesivamente difícil responsabilizar a alguien por la muerte de cientos de civiles.

Fue el segundo veto de Moscú en 24 horas a una resolución para mantener en operación al Mecanismo Conjunto de Investigación (JIM, por sus siglas en inglés). Y fue la undécima ocasión que Rusia veta una resolución del Consejo de Seguridad relativa a Siria, su aliado cercano.

El Kremlin anunció su veto más reciente el viernes por la noche a una resolución planteada por Japón como último recurso para extender el mandato durante 30 días con el fin de efectuar más conversaciones. Fue respaldada por 12 de los 15 miembros del consejo. Bolivia también votó en favor del “no” y China se abstuvo.


pjt