FOTO Y TEXTO: AP
28 de noviembre de 2014 / 03:43 p.m.

En los campos fuera de un templo antes del amanecer, un sacerdote dejó caer cinco gotas de su propia sangre y sacrificó una rata, un pollo, una paloma, una cabra y un cerdo para comenzar la festividad. Más de cinco mil búfalos fueron sacrificados ritualmente durante la jornada.

Muchos otros animales serán sacrificados durante el festival de dos días en el templo de Gadhimai, en las selvas del distrito de Bara, a unos 160 kilómetros al sur de Katmandú.

Los organizadores y las autoridades defienden el festival que se celebra cada cinco años como una tradición de varias generaciones de antigüedad, aunque los activistas de los derechos de los animales lo han denunciado como un acto de barbarie. Durante el festival de 2009, se sacrificaron unos 200 mil animales y aves.

La mayoría de los asistentes son de la vecina India, a pesar de que ese país prohíbe la exportación de animales para el festival.