AP
14 de mayo de 2017 / 06:39 a.m.

TEHERÁN.- Un fuerte temblor de magnitud 5,7 golpeó el sábado por la noche una zona remota del nordeste de Irán, dejando tres muertos y unos 200 heridos, según la televisora estatal iraní.

El sismo remeció la localidad de Pishqaleh, que se encuentra en una región agrícola cerca de la frontera de Turkmenistán, unos 800 kilómetros al nordeste de la capital, Teherán. La población tiene unos 2.000 habitantes.

Un terremoto de magnitud 5,7 tiene el potencial de causar daños considerables.

Irán es propensa a los temblores diarios y se encuentra sobre varias fallas importantes. Un terremoto de magnitud 6,6 arrasó en 2003 la ciudad histórica de Ban, matando a 26.000 personas.