2 de enero de 2013 / 03:13 p.m.

 La 62 Legislatura de la Cámara de Diputados resolvió durante su primer periodo ordinario de sesiones apenas 26 de los 500 proyectos puestos a su consideración, para alcanzar una efectividad de 5.2 por ciento, pero entre las iniciativas aprobadas destacan las reformas laboraly educativa, pospuestas desde hace al menos doce años en el Congreso de la Unión.

Los diputados federales acumularon hasta el 21 de diciembre pasado un rezago de 474 propuestas de reformas o nuevas leyes pendientes de dictaminar por las comisiones ordinarias.

El Ejecutivo federal ejerció a su vez por primera ocasión la facultad de presentar dos iniciativas de trámite preferente al comienzo del periodo ordinario (la reforma laboral y las enmiendas a la Ley Federal de Contabilidad Gubernamental), que fueron dictaminadas y aprobadas en menos de 60 días (treinta por ley, en cada una de las cámaras legislativas).

De acuerdo con el seguimiento mensual de MILENIO Diario con base en la Gaceta Parlamentaria y el Diario de los Debates, la actual legislatura de la Cámara de Diputados impuso un nuevo récord de iniciativas presentadas ante el pleno en su primer periodo de sesiones, con 500.

Según las estadísticas oficiales, la 61 Legislatura sumaba hasta entonces 429 iniciativas; la 60, 296; la 59, 199, y la 58, apenas 81.

Los diputados en funciones superaron igualmente a sus antecesores en el número de proyectos dictaminados y votados en el pleno, con 26, en tanto las legislaturas 61 y 62 resolvieron 18 cada una en su primer periodo ordinario; la 60, 15, y la 59, solo 12.

Entre septiembre y diciembre de este año, la cámara celebró 36 sesiones ordinarias y dos más de Congreso General: la primera, el 1 de septiembre, para inaugurar el periodo y recibir el sexto Informe de gobierno de Felipe Calderón, y la segunda, el 1 de diciembre, para tomar protesta constitucional al presidente Enrique Peña Nieto.

El promedio de asistencia inicial a las sesiones ordinarias fue de 306 diputados, es decir, 61.2 por ciento de los 500 legisladores que integran el pleno cameral.

Durante las votaciones en el recinto, el promedio de legisladores presentes fue de 449, pero en el caso de la reforma laboral alcanzó su máxima expresión con el sufragio de 491 diputados registrados en el tablero electrónico el 28 de septiembre, seguida de la segunda votación de la reforma educativa, el 20 de diciembre, con 475 representantes.

Los diputados lograron igualmente una marca histórica, al dictaminar y aprobar en solamente cinco días la Ley de Ingresos de la Federación y en trece días el Presupuesto de Egresos para 2013.

Al cierre de su primer periodo ordinario, el pleno de la cámara sumó 182 horas y 11 minutos de trabajo efectivo, equivalentes a 7.5 días del calendario legislativo abierto el 1 de septiembre y clausurado el 21 de diciembre.

 — FERNANDO DAMIÁN