25 de julio de 2013 / 07:38 p.m.

La Secretaría de la Función Pública concluyó los procedimientos administrativos de responsabilidad que instauró a siete servidores públicos de la Procuraduría Federal del Consumidor por las irregularidades cometidas con relación a la verificación practicada al Restaurante Maximo Bistrot.

En dichos procedimientos, a los servidores públicos involucrados se les otorgó la garantía de audiencia, para que aportaran las pruebas que estimaron pertinentes en su defensa y las autoridades de la SFP les otorgaron los plazos legales para su desahogo.

Al subprocurador de Verificación, al Director General de Verificación y Vigilancia y al Jefe de Departamento de Verificación de Normas Oficiales Mexicanas, se les sancionó con la destitución del cargo e inhabilitación temporal para desempeñar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por un año.

Por su parte, el Director de Procedimientos y Sanciones fue destituido de su cargo mientras que 3 inspectores de Programas Especiales, comisionados como Verificadores, fueron suspendidos de sus empleos por un periodo de 6 meses.

Con esta resolución se concluye la investigación iniciada a finales de abril del año en curso.

Redacción