Notimex
10 de enero de 2014 / 01:22 p.m.

Hong Kong.- El número de funcionarios y oficiales sancionados por las autoridades chinas por corrupción o abuso de poder ascendió en 2013 a 182 mil personas, un aumento del 13.3 por ciento respecto al año precedente, informó hoy el gobierno de Pekín.

La Comisión Central de Control de Disciplina, un órgano del Partido Comunista que se encarga de supervisar las actuaciones de los funcionarios y ministerios, informó de las cifras globales del año 2013, que se saldó con 150 mil funcionarios sancionados por el Partido y otros 48 mil 900 sancionados administrativamente.

"Tal y como pidió el gobierno central, las agencias de inspección han situado la lucha contra la corrupción como una prioridad", dijo en una conferencia de prensa Huang Shuxian, subsecretario de la Comisión Central de Control de Disciplina.

Los datos parecen indicar, según Huang, que se está implementando la política del presidente chino, Xi Jinping, de situar la lucha contra los abusos de poder, los excesos y la corrupción como una de las prioridades de su mandato.

Entre las medidas aplicadas figura el envío de investigadores a varias provincias para investigar sobre el terreno los abusos en gobiernos provinciales y organismos estatales, como la agencia de noticias Xinhua, los ministerios de Comercio, Tierra y Recursos, las empresas estatales.

Por otro lado, la prensa de Hong Kong informó este viernes que Pekín continúa en secreto las investigaciones contra Zhou Yongkang, el poderoso ex jefe de la seguridad en China y ex miembro del Comité Permanente del Politburó.

El diario hongkongués South China Morning Post aseguró en concreto que el hijo de Zhou, Zhou Bin, está detenido por un supuesto escándalo de corrupción vinculado al sector petrolero en la provincia de Sichuán.

De confirmarse, ello supondría que se estrecha el cerco contra Zhou Yongkang, quien fuera uno de los siete hombres más influyentes de China y que, por primera vez desde la Revolución Cultural, se investiga a un miembro del Comité Permanente del Politburó ?el órgano de mayor poder en el gobierno- por crímenes económicos.