REDACCIÓN
2 de febrero de 2015 / 06:00 p.m.

No cabe duda que el gran rendimiento de Karim Benzema con el Real Madrid sigue en constante ascenso. Pero el francés tiene un secreto.

El delantero compartió con sus seguidores de Facebook una foto en donde se ve entrenando con un chaleco de electroestimulación.

Guillermo Tabuyo, entrenador personal de Kinatra (España) y experto en este método, explicó al reconocido Diario AS de España en qué consiste esta práctica:

"Los chalecos de electroestimulación te ayudan a perder grasa y a ganar en masa muscular. Además, ganas en explosividad (trabajas las fibras tipo '2') y en velocidad de reacción. Con este método llegas a fibras más profundas, a las que no alcanzas con un entrenamiento convencional. Te da ese plus que no logras con el entrenamiento de campo.

"Además de para tratar lesiones, el trabajo de electroestimulación también ayuda a prevenirlas. Al tener más músculo está más protegido", manifestó.

Daniel Sánchez, entrenador personal y responsable de Efit Móstoles (España), que trabaja este tipo de entrenamientos, también analiza para el famoso medio madrileño los efectos positivos del chaleco:

"Este entrenamiento te ayuda a tonificar y por eso se ve más fino al que lo hace. En el fútbol de élite te puede ayudar a potenciar el tren inferior, pero no sólo sirve para potenciar una determinada zona del cuerpo. El chaleco tiene programas que son ideales para la recuperación tras un gran esfuerzo o para tratarse tras una lesión ya que es un trabajo sin impacto articular".

Según éstos expertos, el precio de estos artefactos oscila entre los 10.000 y los 20.000 euros, pero varía en el modelo y marca.