15 de diciembre de 2014 / 03:16 p.m.

Sydney.- Un hombre armado mantiene como rehenes a un número indeterminado de personas en una popular cafetería del centro financiero de Sydney. En las últimas horas, cinco rehenes lograron salir del lugar. El captor hizo mostrar a los cautivos, en uno de los vidrios del local, una bandera negra con inscripciones árabes en la que se leía: "No hay otro Dios que Alá y Mahoma es el mensajero de Dios".

Cuando cayó la noche del domingo en Australia, tras más de 13 horas desde el comienzo de la toma de rehenes, se pudo ver a una empleada apagando las luces del local.

El comisario Andrew Scipione dijo en una conferencia de prensa: "Entiendo que nadie ha sido herido y estoy agradecido por eso". "Para aquellos que tienen a seres queridos que pueden estar cautivos, quédense tranquilos, estamos haciendo todo lo posible para liberarlos", agregó.

"Es profundamente estremecedor que gente inocente sea retenida como rehén por una persona que reivindica motivaciones políticas", señaló el primer ministro australiano, Tony Abbott.

El incidente, que coincidió con la evacuación de la Opera House ante la presencia de un paquete sospechoso, encendió el temor de un ataque yihadista.

Cientos de policías inundaron la zona, donde se cortaron calles y evacuaron oficinas. Se advirtió al público que se mantuviera alejado de la plaza, donde se ubican la oficina del primer ministro del estado, el Banco de Reserva de Australia y la sede de dos de los mayores bancos del país. El parlamento estatal se encuentra a unas pocas cuadras.

Imágenes de televisión mostraban a varias personas con las manos en alto en el interior del establecimiento, que apoyaban las manos contra el escaparate, y a dos personas sosteniendo lo que parecía ser una bandera negra con letras árabes.

SECUESTRADOR TIENE DENUNCIAS

Un refugiado iraní acusado de agresión sexual y conocido por el envío de cartas expresando odio a las familias de los soldados australianos que han muerto en el extranjero es el hombre armado que retiene a un número indeterminado de rehenes en un café de Sídney, dijo una fuente policial el martes.

Man Haron Monis, un refugiado iraní y autodenominado jeque, permanece encerrado en la cafetería desde hace unas 15 horas desde que comenzó el asedio.

"No hay razón operacional para que nos guardemos ese nombre ahora", dijo la fuente policial que pidió no ser identificado.

FOTO: Reuters

AP Y REUTERS