27 de octubre de 2014 / 06:36 p.m.

EU.- Extremistas islámicos han secuestrado decenas de mujeres jóvenes y niñas en el nordeste de Nigeria, denunciaron residentes que huyeron de los atacantes, lo que plantea dudas sobre un anunciado cese de fuego y la esperanza de la liberación de otras 219 colegialas mantenidas cautivas desde abril.

30 adolescentes de ambos sexos han sido secuestrados desde el miércoles de las aldeas en torno de Mafa, 40 kilómetros (25 millas) de Maiduguri, la capital estatal de Borno, dijo el presidente del gobierno Shettima Maina a la prensa.

Personas que huyeron de la zona dijeron que Boko Haram secuestró a otras 80 jóvenes y niñas del estado vecino de Adamawa el 18 de octubre.

Las mujeres mayores fueron liberadas al día siguiente y dijeron que los extremistas se quedaron con las 40 más jóvenes. Todos los informantes se excusaron de identificarse por miedo a las represalias.

El 17 de octubre las fuerzas armadas anunciaron un cese de fuego con Boko Haram.

Sin embargo, desde esa fecha los insurgentes lanzaron varios ataques y el viernes una fuerza multinacional con efectivos de Nigeria y Níger tomaron una población que estaba en manos de Boko Haram en la margen occidental del lago Chad.

Testigos y un funcionario de seguridad dijeron que una veintena de insurgentes murió en combates en Abadam, cuando la fuerza aérea nigeriana y efectivos de tierra los pusieron en fuga.

Una semana antes, Boko Haram había izado su bandera blanca y negra en Abadam, matado a unos 40 civiles y obligado a centenares a cruzar la frontera a Níger, según algunos que pudieron llegar a Maiduguri, 200 kilómetros al este.

Human Rights Watch dijo en un informe el lunes que más de 500 niñas y mujeres han sido capturadas por Boko Haram desde 2009.

Según los denunciantes, fueron obligadas a convertirse al islam, forzadas a casarse y violadas.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, dijo en un video el año pasado que su grupo secuestra mujeres jóvenes porque el ejército mantiene como rehenes a familiares de sus miembros. Las fuerzas armadas y de seguridad nigerianas suelen detener a familiares de personas buscadas aunque es ilegal.

FOTO Y TEXTO: AP