14 de enero de 2013 / 03:11 p.m.

 El gobierno federal se comprometió con familiares de víctimas de la violencia a realizar todo su esfuerzo para avanzar en las investigaciones y encontrar a los desaparecidos, al ofrecer el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que se buscará a todos y se analizará la petición para crear una fiscalía especializada.

En un encuentro privado efectuado ayer, el funcionario recibió a familiares de víctimas y les dijo que a escala federal "“vamos a conducir la búsqueda de sus familiares, aunque muchas veces tendremos que hacerlo en lo local”".

Osorio Chong se comprometió a poner todo su esfuerzo, convicción y dedicación en el trabajo que se tiene que realizar en la búsqueda de las personas desaparecidas y señaló que esa es su obligación y actuará con toda responsabilidad, luego de que la semana pasada, al firmar la promulgación de la Ley General de Víctimas, el presidente Enrique Peña Nieto aseveró que hay un México lastimado por la delincuencia y el Estado no puede tener oídos sordos, sino que debe escuchar a todas las voces.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reportó al Senado que se investigan del sexenio pasado 2 mil 126 casos de desapariciones forzadas y se tiene registro de 24 mil 91 personas reportadas extraviadas o no localizables.

Mientras que en el recuento realizado por MILENIO de las ejecuciones registradas en la administración calderonista, se dio cuenta que el 1 de diciembre pasado cerró con 58 mil 398 muertos, equivalentes a un promedio diario de 27, siendo Chihuahua, Sinaloa, Guerrero, Baja California y Nuevo León los estados más violentos, con 58 por ciento de los casos.

Asimismo, este diario documentó que cuando menos 24 mil 102 personas fueron enterradas en la fosa común, es decir, en el anonimato, pues no existen registros completos de los estados más violentos de México, como Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

En la investigación periodística de MILENIO, realizada con base en más de 470 solicitudes de transparencia presentadas ante servicios médicos forenses estatales, gobiernos municipales y la administración de pequeños cementerios locales, se detalló que miles de cuerpos fueron enterrados el sexenio pasado en el anonimato, en su mayoría eran migrantes, indigentes, personas sin familia, víctimas de homicidio y criminales, además de osamentas y restos corporales sin identidad confiable.

Datos entregados a este diario vía la Ley Federal de Transparencia revelan que el gobierno federal ha documentado la existencia de al menos 15 sitios para la destrucción de cuerpos en 11 estados y el Distrito Federal (INFOMEX/Policía Federal/ 041310081112). Dentro de ese total se encuentran dos contabilizados por la Procuraduría General de la República (INFOMEX/PGR/0001700170612).

Los sitios descritos en ambas respuestas de transparencia no pertenecían a delincuentes comunes y corrientes. En específico, la petición de información se refería a centros hallados “en el combate al crimen organizado”, de los cuales dos fueron ubicados por fuerzas federales en Ciudad Juárez, Chihuahua; uno en Pachuca, Hidalgo; uno en Puente de Ixtla, Morelos; tres en el Distrito Federal; uno en Durango, Durango; uno en Acapulco, Guerrero; otro en Piedras Negras, Coahuila; uno más en Villagrán, Guanajuato; y otro en Uruapan, Michoacán. De dos más se desconoce la locación exacta.

La Segob informó ayer que en el encuentro, Osorio Chong se comprometió a establecer contacto con las instancias estatales correspondientes para avanzar en las investigaciones, a fin de encontrar a todos los desaparecidos.

"“Vamos a buscar a todos, porque es compromiso y convicción del presidente Enrique Peña Nieto”", dijo el titular de Gobernación, al referir que la búsqueda de las personas desaparecidas es un asunto de voluntad.

Hizo notar que esa voluntad se ha demostrado con hechos y prueba de ello es la publicación de la Ley General de Víctimas.

El titular de la política interior del país pidió complementar la base de datos que hasta hoy se tiene, con la información del curso de las investigaciones que se llevan a cabo en cada una de las entidades de la República, a fin de conocer exactamente en qué van las indagatorias de cada caso y hacer contacto con las instancias estatales correspondientes, a fin de contribuir a agilizar las pesquisas.

Respecto a la demanda de los familiares de los desaparecidos para crear una fiscalía especializada, Osorio Chong dijo que se explorará la posibilidad.

El secretario de Gobernación también anunció la puesta en marcha de una línea telefónica, atendida por personal capacitado, para que los familiares de los desaparecidos o ausentes llamen y aporten información que permita complementar las investigaciones que lleven a la localización de los desaparecidos.

Osorio Chong estuvo acompañado por la subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Lía Limón; ambos escucharon a los familiares de los desaparecidos, quienes "“expresaron su confianza en la nueva administración para encontrarlos”".

— REDACCIÓN