NOTIMEX
22 de marzo de 2016 / 09:15 a.m.

El Cairo. - El grupo extremista Estado Islámico (EI) se atribuyó hoy la responsabilidad por los atentados explosivos de esta mañana en el aeropuerto y metro de Bruselas, que han dejado al menos 30 muertos y 187 heridos.

En un comunicado, difundido a través de la agencia informativa Amaq, que suele difundir información del grupo yihadista, el Estado Islámico aseguró que los atentados fueron perpetrados por sus combatientes con cinturones y dispositivos explosivos, según reporte de la cadena Al Arabiya.

"Atacantes del Daesh (acrónimo en árabes del EI) llevaron a cabo este martes una serie de atentados con cinturones y dispositivos explosivos, golpeando un aeropuerto y una céntrica estación del metro en la capital de Bélgica, Bruselas", destacó la declaración.

El grupo extremista afirmó que los atentados fueron por la participación de Bélgica en la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que desde agosto de 2014 bombardea posiciones del Estado Islámico en Irak y Siria, destacó el reporte de la agencia informativa egipcia.

"Los militantes del Estado Islámico abrieron fuego dentro del aeropuerto de Zaventem antes de que varios de ellos detonaran sus cinturones de explosivos", destacó la declaración de la organización yihadista, sin dar mayores detalles sobre sus combatientes involucrados en los atentados.

En un reporte posterior, la agencia Amaq, que tiene vínculos con el Estado Islámico (EI), afirmó que los ataques dejaron "más de 230 muertos y heridos".

Sospechosos terrorismo Bruselas
Estos son los tres sospechosos de los dos ataques en el aeropuerto de Bruselas | ESPECIAL

Los atentados fueron celebrados por simpatizantes del grupo yihadista en Egipto, Siria, Irak y varios países de Europa a través de las redes sociales, como Twitter, usando las etiquetas dedicadas a los ataque terroristas de Bruselas.

El Estado Islámico (EI) surgió en 2003 como una rama de la red Al Qaeda, aunque después se separó y tomó el control de amplias zonas de Siria e Irak, en donde en junio de 2014 estableció un califato que encabeza su líder al Abu Bakr al Baghdadi.

El grupo yihadista es reconocido por los crímenes atroces que comete en nombre del Islam, como decapitaciones, lapidaciones, quemando vivas a sus víctimas o lanzándolas desde azoteas de edificios y ahogadas dentro de jaulas, aunque también ha perpetrado atentados suicidas.