20 de mayo de 2013 / 08:09 p.m.

Ciudad de México • El senador panista, Javier Lozano, declaró que ha dejado de confiar en la palabra del presidente de su partido, Gustavo Madero , porque ofreció evaluar el tema de la coordinación con la bancada y lo que hizo fue una burla, al citarlos mañana cuando ya decidió la destitución de Ernesto Cordero.

Afirmó que al ex secretario de Hacienda lo removió la dirigencia nacional del PAN, porque resultaba incómodo a la cohesión y la armonía del Pacto por México, pero se equivocan quienes piensen que habrá una bancada que pasará como “cuchillo en mantequilla” las minutas que mande la Cámara de Diputados.

“Si vienen mal, como venía de Cámara de Diputados la reforma laboral, la de telecomunicaciones, la educativa, pues va para atrás”, sentenció el legislador, cercano a Cordero Arroyo.

Lozano tronó contra la decisión del presidente de su partido, al considerar que la remoción de Cordero “es un hecho consumado, hasta una burla me parece que nos estén citando mañana, dice que para ver el perfil, no sé si vaya ser de frente o de tres cuartos, a quién va nombrar a coordinador parlamentario. Nos pueden cambiar de coordinador, no nos van a cambiar la actitud ni la firmeza ni claridad con la que nos hemos conducido como grupo parlamentario”.

Indicó que no le queda “ninguna duda de que la remoción de Ernesto Cordero, es porque él es incómodo al gobierno, en aras de mantener la cohesión y armonía, así se le puede llamar, en el Pacto por México.

Pero, yo creo que como panistas no debemos renunciar a la capacidad de que al tiempo de ser reformistas, de transformar a México a partir de las reformas, también tener este tono crítico de denuncia, y de señalar lo que está mal en este gobierno”.

--¿Usted volverá a confiar en la palabra de Madero?

“No, yo no. Otros sí, yo no. Pero sí, sigo institucional, sigo siendo panista, pero francamente faltó a su palabra, nos engañó diciendo que nos iba a escuchar el martes, no nos escuchó, punto”.

ANGÉLICA MERCADO