NOTIMEX Y REUTERS
10 de agosto de 2016 / 09:47 a.m.

BRASILIA.- El senado de Brasil aprobó la madrugada de este miércoles seguir adelante con el juicio político a la presidenta suspendida Dilma Rousseff, por la supuesta manipulación de las cuentas públicas en 2014 y 2015.

Mientras la atención de todo Brasil está puesta en los Juegos Olímpicos en Río, en Brasilia, la cámara alta prolongó el debate por 16 horas y avaló por 59 votos a favor y 21 en contra el informe que acusa a Rousseff de graves irregularidades presupuestarias y fiscales.

Esas faltas son "atentado contra la Constitución", aprobaron los legisladores.

Se trata de la tercera y última etapa del proceso que se sigue a Rousseff. A finales de mes, el Senado celebrará la última sesión en la que Rousseff podría ser finalmente destituida si así lo deciden dos tercios de los senadores.

El pasado 12 de mayo, la misma cámara legislativa aprobó por mayoría la destitución temporal de la mandataria, quien fue sustituida por el entonces vicepresidente Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

La presidenta Rousseff ha señalado que su “impeachment” (juicio político) es un intento de la oposición para frenar las investigaciones de corrupción de la Operación Lava Jato.

Además señaló que se debe a un “golpe” urdido por la oposición y está comandado por su vicepresidente y actual presidente interino.