7 de febrero de 2014 / 09:24 p.m.

Nueva York.- Una Corte Federal de Nueva York dictó hoy sentencia a tres hermanos mexicanos por traficar y obligar a prostituirse al menos a cuatro mujeres, dos de las cuales tenían 14 años de edad cuando comenzaron a ser explotadas.

En un comunicado, la fiscalía del Distrito Este de Nueva York indicó que sentenció a Benito López Pérez y a Anastasio Romero Pérez a 18 años de prisión, seguidos de cinco años de liberación supervisada, mientras que José Gabino Barrientos Pérez fue condenado a 10 de prisión.

Los acusados, de entre 35 y 52 años de edad, fueron arrestados en octubre de 2011 en México, de donde fueron extraditados en diciembre de 2012 a Estados Unidos.

De acuerdo con la fiscal Loretta Lynch, los sentenciados explotaron sexualmente a sus víctimas tanto en México como en Estados Unidos, donde una de ellas era forzada a atender entre 10 y 40 clientes al día cuando aún era una menor de edad.

“Estos traficantes sexuales han sido enjuiciados por el horror y la violencia que infligieron a sus víctimas. Esperamos que estas sentencias cierren un ciclo para las víctimas en su intento de sanar del abuso mental y psicológico”, dijo la fiscal Lynch.

Agradeció además a las autoridades mexicanas, así como a otras agencias de Estados Unidos, por concretar la extradición de los acusados y por lograr un proceso legal que concluyó en sus sentencias.

Documentos de la corte señalan que los acusados usaban varios métodos para forzar a sus víctimas a la prostitución, que incluían el secuestro, la violación, el abuso, las amenazas de violencia y la coerción psicológica.

Una de las víctimas, que conoció a López Pérez cuando asistió al cine con un grupo de amigos, fue violada por éste esa misma noche, y secuestrada. Tenía 14 años de edad.

Esta víctima fue forzada a prostituirse primero en México y luego en Estados Unidos, donde atendía hasta a 40 clientes al día bajo amenazas y abusos psicológicos. Estuvo bajo el control de los acusados durante cinco años, hasta que logró huir en el año 2010.

Entre 2013 y lo que va de este año, al menos 21 mexicanos han sido acusados en Nueva York y el estado de Nueva Jersey de controlar redes de prostitución mediante las que explotaban a docenas de mujeres originarias de México.

NOTIMEX