AP | MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de julio de 2015 / 10:00 a.m.

EU.- El primo de uno de los más notables jefes del tráfico de drogas podría ser condenado hasta con 10 años de prisión tras el intento de expandir el alcance del Cártel de SinaloaEuropa y Estados Unidos.

Jesús Gutiérrez Guzmán, familiar del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, será sentenciado este lunes luego de declararse culpable de planear la distribución de más de mil kilos de cocaína en Estados Unidos.

El acusado admitió ante agentes del FBI que era representante de "El Chapo" y confesó que el Cártel podría suministrar miles de kilos de cocaína.

Gutiérrez, de 54 años, fue arrestado en España en 2012 junto con otros dos hombres: Samuel Zazueta Valenzuela, que se declaró culpable, y Rafael Humberto Celaya Valenzuela, que aguarda un juicio que iniciará la próxima semana. Otro hombre, Jesús Soto, se declaró culpable el mes pasado en otro caso separado pero relacionado.

Jesús Gutiérrez Guzmán
Jesús Gutiérrez fue arrestado en España en 2012 junto a Samuel Zazueta Valenzuela, Rafael Humberto Celaya Valenzuela y Jesús Soto | ESPECIAL

Las autoridades indicaron que la investigación comenzó en 2009, cuando se descubrió una ramificación del cártel en Massachusetts.

Agentes encubiertos del FBI se hicieron pasar por miembros de una organización europea del narcotráfico y se reunieron con los cuatro hombres en España, México, Miami, las Islas Vírgenes, Boston, Phoenix y Nueva Hampshire varias veces de 2009 a 2012.

Durante las reuniones, Gutiérrez se jactó de que las rutas de distribución europeas involucrarían inicialmente embarques de 20 toneladas de cocaína por vez, según la Fiscalía.

En julio del 2011, el cártel envió cargamentos de prueba de piñas y plátanos de Sudamérica a España, y continuaron con 340 kilogramos de cocaína, que fue interceptada por la policía, dijeron los investigadores.

Fuga 'El Chapo'
'El Chapo' Guzmán se fugó la noche del sábado a través de un túnel de mil 500 metros de longitud que desembocaba en un domicilio de Santa Juanita | REUTERS

Cuando el juez federal de Distrito Joseph Laplante le preguntó por qué se declaraba culpable, Gutiérrez hizo una pausa antes de responder.

"Lo admito pero no sé cómo explicarlo", dijo en voz baja y aguda. Durante la comparecencia, dijo a Laplante que era esposo, padre y abuelo.

Como parte del acuerdo, Gutiérrez enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión. De ser enjuiciado nuevamente, podrá enfrentar una condena de mínimo 10 años de cárcel a cadena perpetua, o bien, una vez que cumpla la sentencia, será deportado.

El asistente de fiscal, Donald Feith, dijo que el acuerdo de culpabilidad no obliga a Gutiérrez a testificar contra otras personas, incluyendo Joaquín Guzmán, en caso de que el capo llegue a ser extraditado a Estados Unidos.