3 de marzo de 2013 / 09:28 p.m.

Ciudad de México • El coordinador de los diputados federales del PRD, Silvano Aureoles, se pronunció por terminar con el fuero de los servidores públicos como “pasaporte a la impunidad” y subrayó por ello que ningún alto funcionario debe quedar fuera de la reforma para acotar esa figura.

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó el pasado miércoles el dictamen que prevé sujetar a proceso penal a gobernadores, secretarios de Estado, ministros, magistrados, diputados y senadores que cometan algún delito, aunque priistas y panistas votaron por mantener intacto el fuero del Presidente de la República.

En ese contexto, Aureoles subrayó que la discusión de esa reforma constitucional debe “poner por delante la premisa de que todos somos iguales ante la ley”.

“No generar privilegios para nadie, ni la sensación de que algunos tendrían la protección para responder por alguna falta o violación a la ley. No debiera haber ciudadanos de primera y de segunda, y en consecuencia, lo que se haga en esta materia debería ser parejo para todos”, puntualizó.

En un comunicado de prensa, el legislador michoacano sostuvo que el mismo trato debe ser aplicado a todos los servidores públicos y por ello “no debiese dejarse a nadie fuera de la reforma y la adecuación de este precepto constitucional”.

“El PRD está en la idea de acabar con este privilegio y que, como cualquier ciudadano, si algún funcionario servidor público comete algún delito, se le ponga ante la justicia y que no sean ahora pasaportes a la impunidad”, insistió.

Aureoles admitió que la eliminación del fuero debe, sin embargo, evitar el riesgo de que a los servidores públicos se les finquen delitos o se les persiga por consignas, cobro de facturas o revanchas políticas.

“De lo que hay que hacernos cargo es que la sociedad demanda que las figuras como el fuero no sean mal utilizadas para actos o actitudes indebidas que no estén vinculadas con la tarea profesional que se desempeña, precisando que si bien es cierto que se han presentado este tipo de casos, no es un asunto generalizado”, agregó.

Consideró que los servidores públicos o legisladores deben mantener un principio de protección por ideas o posturas políticas, pues lamentablemente aún existen quienes abusan del poder para revanchas políticas.

FERNANDO DAMIÁN