NOTIMEX
8 de marzo de 2016 / 12:23 p.m.

Kuala Lumpur.- A dos años de la misteriosa desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, con 239 personas abordo, las autoridades malayas admitieron hoy que siguen sin rastro que permita la localización del aparato, pero firmes en seguir la búsqueda.

El jefe del equipo de investigación de la desaparición del MH370, Datuk Kok Soo Chon, presentó este martes el informe preliminar de la búsqueda del avión de pasajeros, en medio los crecientes rumores sobre la aparición de una segunda pieza de los restos en África oriental.

En una transmisión en vivo por la televisión oficial para recordar el segundo aniversario de la inexplicable desaparición del avión de pasajeros, Kok dijo que el equipo de búsqueda está a punto de terminar con el examen de los hallazgos obtenidos hasta ahora, aunque aún no hay un rastro que permita determinar las causas del incidente.

"En este momento, el equipo continúa trabajando en la conclusión de sus análisis, los hallazgos-conclusiones y recomendaciones de seguridad en ocho áreas relevantes asociados a la desaparición del vuelo MH370 con base en la información disponible”, explicó.

La nueva información que pueda estar disponible antes de la presentación del informe final puede alterar estos análisis, sobre los hallazgos-conclusiones y recomendaciones de seguridad, agregó, según un reporte de la edición electrónica del diario Malay Mail.

El funcionario indicó que a pesar del descubrimiento en julio del año pasado de una pieza del flaperón (una superficie de control del avión situada en el ala que actúa como alerón y solapa), no se han localizado más restos.

"Hasta la fecha, otros restos del MH370 aún no se han encontrado a pesar de la continua búsqueda en el océano Índico sur”, destacó Kok en su mensaje transmitido en vivo por el canal televisivo RTM1.

El avión, un Boeing 777, desapareció de manera inexplicable de los radares la madrugada de hace exactamente dos años, generando la mayor operación de búsqueda internacional, que ahora está centrada en una zona remota del sur del océano Índico.

El Grupo de Trabajo Técnico de Alto Nivel (HLTTF), integrado por Malasia, Australia y China, continúa revisando el último tramo de unos 120 mil kilómetros cuadrados del océano Índico, donde se cree que cayó el avión hace dos años.

Pese a los pocos resultados de las indagatorias, Martin Dolan, jefe de la Oficina Australiana de Seguridad (ATSB,) y quien está al frente del equipo internacional de investigación, expresó este martes su confianza en que se descubra qué pasó con el MH370 y se localicen sus restos.

Vuelo MH370
Familiares de los pasajeros oran en el Templo Lama en Beijing, China | REUTERS

Sin embargo, los familiares de las víctimas han comenzado a perder las esperanzas de que esto suceda y expresaron este día su dolor y pesar.

"8 de marzo de 2014. Parece que fue ayer, sólo que no lo es. Una larga espera de dos años para que nos den alguna respuesta y nunca llega”, indicó Ida Hasnan, hermana del administrador del HM370, Mohd Hazrin Mohamed Hasnan.

En un mensaje en su cuenta de Facebook, Ida difundió una fotografía de su hermano, junto con un mensaje en el que lo honró, expresó su dolor y amor. "Mohammed Hasnan, te extraño más allá de las palabras, y te amo”, escribió.

El segundo aniversario de la desaparición del avión transcurre en medio de los crecientes informes de los medios internacionales sobre el hallazgo durante el fin de semana de un segundo fragmento del malogrado vuelo MH370 en la misma playa en la que se encontró el primer resto.

La segunda posible pieza fue descubierta por la misma persona que halló el fragmento de ala el año pasado en la isla Reunión, donde según las autoridades australianas, concuerdan con los patrones de las corrientes del Índico donde se cree que se estrelló el avión.

El ministro malayo de Transporte, Liow Tiong Lai, confirmó que expertos malayos y australianos se encuentra en Mozambique para inspeccionar los restos y devolverlos a Malasia para ser examinados, según un reporte de la agencia de noticias Bernama.

Según residentes de la isla Reunión, el nuevo fragmento encontrado mide 40 por 20 centímetros y tiene todos los signos reveladores de que es parte de flaperón, aunque el gobierno malayo ha pedido manejar con prudencia dicha información.