31 de enero de 2013 / 01:56 p.m.

Luego de agotar el último recurso en la justicia nacional para obtener la recontratación de 16 mil ex trabajadores de la desaparecida Luz y Fuerza, el Sindicato Mexicano de Electricistas anunció que llevará el litigio a las instancias internacionales, restablecerá mesas de negociación con el gobierno federal y no suspenderá protestas ni plantones.

En un mitin, momentos después de que la Suprema Corte de Justicia rechazó otorgar un amparo al gremio para lograr que la CFE asumiera la figura de patrón sustituto, uno de los representantes del gremio, Jorge Carbajal Smith, precisó que recurrirán a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"“Tenemos la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual de alguna manera tendrá que recibir nuestros recursos y resolver favorablemente como ya lo ha hecho con otros asuntos. Desde el punto de estrategia jurídica es lo que corresponde que realicemos en este momento"”, subrayó.

Durante su discurso, el secretario general del SME, Martín Esparza, dijo que la resolución de la Corte no representa una derrota para el sindicato, sino para la clase política del país, por lo que llamó a sus seguidores a sacar “"el coraje contra este sistema económico"” y continuar con la “"defensa de este gran sindicato”".

Aunque Esparza anunció que hoy a las 17 horas el SME marchará desde el Ángel hasta la Plaza de la Constitución, también requirió a sus seguidores a esperar el plan de acción que determinará el máximo órgano del gremio, es decir, la Asamblea General, que sesionará en los próximos días.

“"Esto no es una derrota para el SME, que quede claro, porque a pesar de las sentencias, no pueden negar que hay un conflicto social presente. Y eso es lo que sigue compañeros, porque no nos van a quitar nuestro derecho constitucional para manifestarnos, les pido que estén pendientes, que saquemos el coraje contra este sistema económico que mucho daño le está haciendo a la clase trabajadora de este país”", arengó.

El sindicalista convocó a sus seguidores a que durante la marcha exhiban fotografías de los integrantes de la Segunda Sala de la Corte, a fin de que "“se permita observar que por culpa de estos ministros están pasando todas las injusticias en nuestra nación”".

Criticó la labor de los magistrados, a quienes calificó de "“los más corruptos del país”", pues consideró que únicamente responden a los intereses del Presidente de la República.

"“Éstos no se mandan solos, tienen que resolver según los estándares internacionales y en defensa de los derechos humanos, creen que no sabemos, si estos ministros están señalados como los más corruptos de todo el mundo”", enfatizó.

De igual forma, fustigó a los magistrados que excarcelaron el pasado miércoles 23 de enero a Florence Cassez, quien fue sentenciada a prisión por dos instancias.

"“Le otorgan el amparo liso y llano (a Cassez) para que saliera en libertad de inmediato, llegó a su país como una heroína y los ministros quedaron como pendejos; hoy podía reivindicarse la Suprema Corte de Justicia por un sindicato que ha contribuido al desarrollo económico y social de este país por más de 98 años. Hoy para que la justicia te ampare y te proteja tienes que buscar la nacionalidad francesa u otra, no hay justicia para los mexicanos pero sí para los extranjeros”", consideró.

Por ello, Esparza exhortó a sus integrantes no claudicar y liquidarse."“Es muy importante retomar nuestra estrategia en el sindicato, sabemos que estamos encabronados, molestos, que hay desesperación, que pasan muchas cosas en nuestra mente, pero hemos hecho un compromiso: nadie se va hasta alcanzar la victoria"”.

 — JOSÉ ANTONIO BELMONT Y MARIANA OTERO-BRIZ