AP
2 de mayo de 2016 / 05:09 p.m.

Siria.- El ejército sirio extendió el lunes por 48 horas un cese de fuego unilateral en torno de Damasco y los bastiones opositores en los suburbios orientales de la capital. Mientras tanto, un convoy distribuía ayuda a 12.000 familias atrapadas en un área cercada por el gobierno en el centro de Siria.

En Ginebra, el secretario de estado norteamericano John Kerry afirmó el lunes que se estaban analizando "varias propuestas" destinadas a hallar el medio de restablecer una tregua, al menos parcialmente, en el país convulsionado por la guerra.

La más reciente tregua parcial en Siria no abarcó Alepo, la ciudad más grande de la nación y en las últimas semanas fue escenario de la peor violencia entre los rebeldes y las fuerzas del gobierno.

Los rebeldes atacaron con cohetes los sectores controlados por el gobierno en el oeste de la ciudad, mientras helicópteros del gobierno lanzaban bombas sobre zonas en control de los opositores, según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

Un coche bomba estalló en el vecindario Salhin, de Alepo, en el sector rebelde, al parecer destinado a hacer blanco en un concilio judicial islámico. La explosión hirió a varias personas, entre ellas un abogado, según los Comités Locales de Coordinación, una red de activistas.

La defensa civil siria, que organiza operaciones de rescate en zonas de Alepo dominadas por la oposición, dijo que varios civiles resultaron muertos y heridos.

De todos modos Alepo presenciaba menos combates que en los nueve días anteriores, cuando murieron más de 250 civiles, según el Observatorio. El domingo los muertos fueron seis.

El gobierno declaró su cese del fuego el viernes en torno de Damasco, el suburbio oriental de Ghouta y la región costera de Latakia, después de dos semanas de violencia creciente que empañaron una anterior cesación de hostilidades mediada por Estados Unidos y Rusia a fines de febrero.

La agencia rusa de noticias Tass citó al teniente general Sergei Kuralenko, responsable del centro de coordinación ruso en Siria, diciendo que las conversaciones sobre un alto el fuego en Alepo seguían en marcha. El alto el fuego para la zona de Damasco fue negociado por Rusia y Estados Unidos "de acuerdo con el gobierno sirio y la oposición moderada", añadió.