NOTIMEX
5 de julio de 2016 / 04:12 p.m.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco denunció hoy que mientras el pueblo de Siria sufre tras cinco años de guerra civil, “una increíble cantidad de dinero se gasta para proporcionar armas a los combatientes”.

“Algunos de los países proveedores de estas armas también se encuentran entre los que hablan de paz. ¿Cómo se puede creer en quienes te acarician con la mano derecha y te golpean con la izquierda?”, cuestionó, en un videomensaje grabado con motivo de una campaña de la organización Caritas Internacional por la paz en Siria

Urgió a todos, adultos y jóvenes, a vencer la indiferencia y proclamar con fuerza que “¡la paz en Siria es posible!”. Y repitió, con firmeza: “¡La paz en Siria es posible!”.

Invitó a todos los activistas de Cáritas a que se dirijan a quienes están involucrados en las negociaciones de paz, para que tomen en serio estos acuerdos y se comprometen a facilitar el acceso a la ayuda humanitaria.

“Todo el mundo debe reconocer que no existe una solución militar para Siria: sólo una política. Por lo tanto, la comunidad internacional debe apoyar las conversaciones de paz para construir un gobierno de unidad nacional”, precisó.

El Papa lamentó el “sufrimiento indescriptible” por la guerra, cuya única víctima –insistió- ha sido el pueblo sirio, obligado a sobrevivir bajo las bombas o buscando vías de evacuación a otros países menos desgarrados por la violencia.

Recordó a las comunidades cristianas, a las cuales mandó todo su apoyo, por causa de la discriminación que deben soportar.

Además llamó a los católicos a orar por la paz en Siria y por su pueblo en vigilias, iniciativas de sensibilización en grupos, en parroquias y comunidades, para difundir un mensaje de paz, de unidad y esperanza.

“Unamos fuerzas, a todos los niveles, para asegurarnos de que la paz sea posible en la amada Siria.

“¡Esto sí que será un grandioso ejemplo de misericordia y amor vivido por el bien de toda la comunidad internacional!”, estableció.