REUTERS
18 de agosto de 2016 / 06:26 p.m.

BEIRUT.- Aviones de combate del Gobierno sirio bombardearon el jueves áreas controladas por comunidades kurdas en la ciudad nororiental de Hasaka por primera vez en el conflicto de cinco años, dijeron la milicia kurda YPG y un grupo activista.

La poderosa milicia YPG, un aliado crucial en la ofensiva liderada por Estados Unidos contra el grupo insurgente Estado Islámico, dijo que no se quedaría "en silencio" por lo que describió como un acto de flagrante agresión. No hubo comentarios de inmediato por parte del Gobierno sirio.

El portavoz de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, por sus siglas originales), Redur Xelil, dijo que los ataques aéreos impactaron distritos kurdos de la ciudad y posiciones controladas por un movimiento de seguridad kurdo llamado Asayish.

"Hay mártires y heridos", declaró a Reuters.

Las fuerzas del Gobierno también bombardearon distritos de Hasaka con artillería y se produjeron feroces combates en la ciudad.

"Cada mano manchada con sangre de nuestra gente deberá rendir cuentas por todos los medios posibles y disponibles", dijo YPG en un comunicado.

El YPG y el Gobierno sirio se habían replegado a zonas distintas de la guerra siria, que ya lleva varios años. El caos generado por el conflicto fue explotado por grupos kurdos para tomar control y establecer cierto nivel de autonomía en buena parte del norte del país.

El Gobierno sirio, que habitualmente usa sus aviones de combate para combatir a los rebeldes que rechazan el régimen del presidente Bashar al-Assad, aún tiene posiciones en las ciudades de Qamishli y Hasaka.