AP
6 de febrero de 2016 / 02:36 p.m.

Taiwán.- Equipos de rescatistas trabajaban a contrarreloj en busca de un centenar de personas desaparecidas después que un poderoso sismo superficial al amanecer en Taiwán provocó el derrumbe de un alto edificio residencial y mató al menos a 14 personas.

Los equipos de rescate sacaron a 348 personas de entre los escombros en la ciudad de Tainan, la zona más afectada. Más de 2.000 bomberos y soldados equipados con escaleras, grúa y otros equipos revisaron los restos de un edificio de viviendas de 17 plantas que se plegó como un acordeón.

Las autoridades dijeron por la noche que más de 100 personas estaban desaparecidas. Según la Agencia Noticiosa Central, los desaparecidos sumaban 172.

La tragedia se produjo a dos días de la celebración del Año Nuevo lunar, el feriado familiar más importante del calendario chino.

El edificio tenía 256 residentes, pero podía haber mucha más gente en el momento del derrumbe porque en estas fechas las familias reciben muchos invitados.

La mayoría de los afectados se vieron sorprendidos por el sismo mientras dormían.

El temblor de magnitud 6,4 se registró en torno a las 4:00 horas y su epicentro estuvo a 35 kilómetros (22 millas) al sureste de Yujing y a unos 10 kilómetros (6 millas) de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

"Primero se movió horizontalmente, luego arriba y abajo y luego hubo una gran sacudida de derecha a izquierda", dijo Lin Bao-gui, un vendedor de autos usados en Tainan. Sus vehículos quedaron aplastados cuando el complejo residencial que estaba al otro lado de la calle se derrumbó.

Las autoridades dijeron que 13 personas murieron a consecuencia del temblor, 11 de ellas en el edificio. El centro nacional de información de emergencias informó que 477 personas resultaron heridas, de las cuales 380 recibieron el alta de los hospitales por la tarde.

Los rescatistas hallaron en el edificio los cadáveres de un bebé de 10 días, otros tres niños, seis adultos y una persona más de la que no se dieron detalles, dijo el centro de información.