6 de febrero de 2014 / 12:41 a.m.

Missouri.- Chuck Herron escuchó un ruido sordo, y luego otro, y otro. Sonó como si alguien estuviese dejando caer enormes bolas de nieve en el techo de su casa.

La casa tiene más de 100 años y cruje, dijo Herron, pero él "nunca había escuchado algo así".

Mientras sus vecinos en el diminuto Paris, Missouri, se sentaban frente a sus televisores para ver el Super Bowl el domingo, muchos se sobresaltaron por ruidos similares. Algunos vieron destellos de luz y llamaron a los servicios de emergencia.

Científicos dijeron que la comunidad experimentó un raro fenómeno natural conocido como criosismo, o sismo por congelamiento, que ocurre cuando la humedad en el suelo se congela de repente y se expande. Si las condiciones son propicias, el suelo o lecho de rocas se quiebra como una tubería congelada, generando misteriosos ruidos que van desde un retumbo como de terremoto hasta crujidos como de árboles derribados.

Este invierno ha sido propicio para los criosismos. Las temperaturas han sido frígidas, pero calentamientos ocasionales han permitido deshielos. Y los cambios de temperatura han sido a veces abruptos.

Eso fue lo que sucedió el fin de semana en Missouri, donde temperaturas de más de 4 Celsius (40 Fahrenheit) el sábado fueron seguidas por lecturas debajo de -12 Celsius (9 F) para el domingo por la noche.

En Hannibal, el pueblo natal de Mark Twain, 160 kilómetros (100 millas) al norte de San Luis, la policía y los despachadores de emergencia recibieron numerosas llamadas en unas dos horas. Facebook fue inundado por expresiones de preocupación. Algunas personas compararon el ruido con un estampido supersónico que sacude ventanas, dijo Michael Hall, director ejecutivo del centro de emergencias que cubre el área de Hannibal. Otros lo describieron como si "alguien estuviese golpeando fuertemente su casa".

Missouri no fue el único estado donde se vivió el fenómeno. También se reportaron criosismos en Michigan, Ohio y Wisconsin, además Canadá el mes pasado.

En DeKalb, Illinois, Lisa Kammes y su familia se estaban preparando para irse a la cama previamente este invierno cuando comenzaron los ruidos.

"Los más fuertes sonaban como si alguien estuviese lanzando bolas de nieve contra la casa", dijo Kammes.

Los vecinos también oyeron ruidos y varios llamaron a la policía.

"No era el ruido normal que uno escucha cuando la casa está crujiendo, cuando sopla el viento o el hielo se quiebra", dijo Kemmes.

Se piensa que los destellos de luz reportados por algunas personas provienen de cambios eléctricos que ocurren cuando la congelación comprime rocas.

Robert Herrmann, del Centro Sismológico de la Universidad de San Luis, dijo que los criosismos son muy diferentes a los sismos reales. Los temblores típicamente ocurren dos o tres kilómetros bajo la superficie. Los criosismos suceden cerca de la superficie y no son registrados por los sismógrafos.

"La gente que está cerca probablemente los nota mucho porque son superficiales, pero como no penetran la profundidad, la magnitud no es grande", dijo Herrman. "Pero el proceso es el mismo. Algo hace que las rocas se muevan y si las rocas se mueven, eso genera ondas y movimiento en la tierra".

No es común que haya daños, pero ocurre. En Waupun, Wisconsin, un criosismo el mes pasado creó una grieta de 30 metros de largo en la entrada de una propiedad. El dueño, Dennis Olssen, le dijo a las autoridades que el ruido fue tan fuerte que pensó que era una explosión, hasta que se enteró que sus vecinos experimentaron lo mismo.

AP