28 de febrero de 2013 / 10:37 p.m.

Artemio Cruz, dirigente de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, consideró "golpe de mano" del Estado la detención de Gordillo, para confirmar la pérdida de la escuela pública y gratuita.

 Ciudad de México • La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación advirtió que aunque se dio un "golpe de Estado" con la aprehensión de Elba Esther Gordillo Morales, el gobierno de Enrique Peña Nieto debe de entender que el SNTE esta conformado por más de un millón 200 mil trabajadores, dispuestos a impedir la privatización de la educación y la imposición de liderazgos por la vía de los amparos y de la movilización.

"Con el golpe de mano del Estado, pretenden confirmar la pérdida de la escuela pública, la gratuidad, el conocimiento integral y conculcar los derechos laborales de los trabajadores de la educación, y con ello, destruir nuestro instrumento de defensa que es el sindicato y la vida sindical".

"Sin embargo, le recordamos a Emilio Chuayffet que el SNTE no es Elba Esther, sino los trabajadores organizados en la defensa irrestricta de nuestros derechos laborales y la escuela pública", dijo Artemio Cruz, dirigente de la disidencia.

Los profesores, abundó, asumirán el carácter público, gratuito y laico de la educación, aunado a la lucha por el rescate del SNTE, su democratización, por ello, "llamamos a los contingentes integrantes del Congreso Nacional de Bases, a las representaciones democráticas y a todos los activistas en el país a que construyamos el poder de base, a generalizar la movilización y el descontento, a discutir estallar un paro nacional indefinido de labores por la defensa de la educación pública".

Y de igual manera movilizarse por "el rescate del SNTE, los derechos y conquistas de la base trabajadora; continuar la ruta junto con padres de familia y ciudadanos de la interposición del amparo contra la reforma educativa regresiva; avanzar en el trabajo pedagógico con nuestro proyecto educativo y participar en la segunda etapa del Congreso Nacional Popular de Educación, a realizarse los días 16, 17 18 de marzo y a mantener nuestro plan, haciendo lo correcto con la desobediencia hacia las leyes injustas".

"Inició la cuenta regresiva de los 30 días hábiles para la entrega masiva de amparos, que los maestros, padres de familia y ciudadanos interpondremos contra la reforma educativa en los juzgados de distrito en materia laboral, ubicados en los estados y en la Ciudad de México", recordó.

Cruz subrayó que Elba Esther Gordillo Morales siempre actuó en complicidad con los gobiernos en turno y fue hasta con Peña Nieto que "dejó de ser funcional".

"No entendió que su tiempo político había finiquitado, por lo que ante la amenaza de la rebeldía de la base trabajadora y la consecuente movilización social a nivel nacional, especialmente contra la reforma educativa, este gobierno se decidió por el golpe de mano, así como el propio Carlos Salinas de Gortari lo realizó en su tiempo con Jonguitud Barrios en el mismo SNTE".

"La detención de Gordillo, por tanto, tiene como objetivo el frenar la insurgencia magisterial, desmovilizar la acción e instrumentar la política golpeadora y represiva del gobierno Peña Nieto; así como inauguró su sexenio con la golpiza y encarcelamiento, el primero de diciembre, contra quienes objetamos su imposición tras el desaseado proceso electoral del primero de julio".

BLANCA VALADEZ