AP
13 de julio de 2016 / 04:44 p.m.

Nueva York.- Más de una treintena de personas sufrieron una aparente sobredosis de droga en una calle de la ciudad de Nueva York, lo que llevó a las autoridades a emitir advertencias sobre los peligros de la K2, también conocida como marihuana sintética.

Los reportes comenzaron la mañana del martes de que varias personas parecían intoxicadas en el vecindario Bedford-Stuyvesant, en Brooklyn. Según testigos, las víctimas yacían en la acera, temblaban o se apoyaban en árboles o en llaves de agua.

Treinta y tres personas fueron llevadas a hospitales cercanos aunque sus condiciones no eran graves, informó la policía. No quedó claro de inmediato qué droga habían ingerido, pero la policía dijo que algunas de ellas estaban fumando K2.

Dennis González, de Bushwick, dijo a la televisora WNBC-TV que el uso de la K2 es sumamente popular en esa zona de Brooklyn.

"Está fuera de control"
, dijo González. "Hay gente que duerme en la calle y los demás tenemos que caminar alrededor de ellos para no pisarlos. Es demasiado".

El Departamento de Salud emitió un comunicado la tarde del martes afirmando que "se había registrado un pronunciado aumento en las visitas a salas de emergencia debido a la ingestión de K2" en relación con el incidente en Brooklyn. El departamento dijo que está investigando el caso y que está monitoreando salas de emergencia en toda la ciudad.

"Le recordamos a los neoyorquinos que la K2 es extremadamente peligrosa", dijo el Departamento de Salud. "Las campañas de concientización y las acciones policiales emprendidas por la ciudad en el año pasado han contribuido a que haya una disminución significativa de las visitas a las salas de emergencia debido a la K2".

Aunque la K2 afecta la misma sección del cerebro que la marihuana, contiene sustancias hechas en laboratorios y que son rociadas sobre hojas secas. Estas sustancias no son derivadas de la planta de la marihuana, según el Departamento de Salud.

La K2 causa ansiedad extrema, confusión, paranoia, alucinaciones, arritmia cardíaca, vómitos, desmayos, atrofia renal y falta de flujo sanguíneo al cerebro.