9 de abril de 2014 / 01:38 a.m.

Los Ángeles.- La presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado le solicitó al presidente Barack Obama que reconsidere la decisión de su gobierno de encargarle a la CIA la edición de un informe sobre tortura que critica duramente el tratamiento que la agencia de espionaje dio a los sospechosos de terrorismo después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 antes de que pueda ser dado a conocer.

En una misiva dirigida al mandatario, la senadora Dianne Feinstein dijo que la Casa Blanca debe encabezar el proceso de desclasificación. La comisión encabezada por Feinstein votó la semana pasada en favor de dar a conocer partes del análisis de 6.600 páginas, siempre y cuando la rama del ejecutivo cubra con tinta negra ciertas secciones cuya revelación podría poner en riesgo la seguridad nacional. Obama ha respaldado esa decisión, pero la Casa Blanca ha dicho que la CIA será la que conduzca la edición.

"Solicito que usted le quite el carácter secreto a estos documentos, y que lo haga rápidamente y con mínima edición", afirmó Feinstein, demócrata por California, en la carta fechada el 7 de abril. "Solicito respetuosamente que la Casa Blanca encabece el proceso para retirar el carácter secreto".

Feinstein y otros senadores acusan a la CIA de tener un conflicto de intereses.

El informe concluye que la agencia torturó a sospechosos y a cambio obtuvo pocos datos de inteligencia valiosos, lo cual dejó, según Feinstein, "una mancha en nuestra historia que nunca debe permitirse que vuelva a ocurrir".

La CIA refuta esas conclusiones. La comisión y la agencia han intercambiado acusaciones relacionadas con la producción del informe, en el que ambas partes se acusan de actividades ilegales. El Departamento de Justicia analiza denuncias penales mutuas.

AP