29 de abril de 2014 / 02:20 p.m.

KENNESAW, Georgia—.- La persona sospechosa de un tiroteo en un almacén de la empresa de paquetería FedEx en el estado de Georgia se suicidó, informaron hoy autoridades policíacas.

Indicaron que al menos una de las seis personas que resultaron heridas por arma de fuego durante el incidente en la ciudad de Kennesaw, en la zona metropolitana de Georgia, se encontraba hospitalizada en estado crítico.

Al citar fuentes policíacas del condado de Cobb, la cadena de noticias CNN indicó que el sospechoso, de quien no se dieron mayores detalles, se suicidó.

 La policía acudió al lugar y encontró al sospechoso muerto, aparentemente por una herida de bala autoinfligida.

El agresor llegó armado "como Rambo", con un fusil de asalto, un cuchillo y balas atadas sobre el pecho, dijo una testigo.

Liza Aiken, empleada de FedEx, dijo que vio al hombre antes de que abriera fuego. Hablaba con un periodista fuera del edificio cuando una mujer vestida con chaqueta de FedEx le dijo que dejara de hacerlo y la alejó consigo.

Los agentes acudieron rápidamente las instalaciones en Kennesaw, al norte de Atlanta, luego que alguien llamó a la policía alrededor de las 5:54 de la mañana, dijo el portavoz de la policía del condado de Cobb, Michael Bowman.

Después de rodear el perímetro y de evacuar el edificio, los agentes encontraron al sospechoso muerto, dijo Bowman. Agregó que no había reportes inmediatos de que alguien más hubiese muerto.

"Los agentes siguen 'barriendo' la zona para confirmar que no hay amenazas adicionales para nadie más ni para los agentes", dijo Bowman en un correo electrónico.

Seis personas heridas en las instalaciones fueron trasladadas al cercano hospital Wellstar Kennestone, donde el portavoz Tyler Pearson dijo que una de las víctimas fue trasladada de urgencia a una sala de cirugía con heridas potencialmente críticas. Los demás heridos tenían lesiones menos graves.

"Muchos de ellos pudieron bajar caminando de la ambulancia", precisó Pearson.

FedEx dijo que la instalación, a unos 40 kilómetros (25 millas) al norte de Atlanta, es un centro donde se clasifican los paquetes y se cargan en los vehículos para la entrega. Está al lado del aeropuerto de los suburbios del condado de Cobb.

No se difundió de inmediato la identidad del presunto atacante.

La compañía dijo que estaba cooperando con la policía, pero que no tenía detalles sobre los disparos del martes.

"Estamos al tanto de la situación por parte de las autoridades", dijo el vocero de FedEx, Scott Fiedler. "Nuestra preocupación principal es la seguridad y el bienestar de los miembros de nuestro equipo, los socorristas y otras personas afectadas", agregó.

Notimex/AP