NOTIMEX
29 de septiembre de 2015 / 11:15 a.m.

Naciones Unidas.- La presidenta de Suiza, Simonetta Sommaruga, llamó hoy a los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a ofrecer una respuesta unida y solidaria a la crisis de refugiados en Medio Oriente.

Con motivo de su intervención en la 70 Asamblea General de la ONU en Nueva York, Sommaruga arremetió contra políticas egoístas que solamente ven por el propio bienestar en lugar de contemplar una respuesta unificada.

Todas las personas que se han visto forzadas a dejar sus hogares y huyen de países como Siria o Irak “son perdedores y la solidaridad entre los Estados ha caído en el olvido”, señaló.

“Todos seremos juzgados por cómo hemos respondido a este reto humanitario terrible”, advirtió.

Para la presidenta de Suiza, la comunidad internacional y la ONU deberían centrarse en tres prioridades: el fortalecimiento de la paz y la seguridad, el fortalecimiento de los derechos humanos y la reforma al sistema operativo de las Naciones Unidas.

Entre otros temas, Sommaruga hizo hincapié en el papel clave de la Ginebra Internacional.

Consideró que Ginebra es el centro ineludible de la gobernanza global y destacó su relevancia en la resolución de conflictos.

En esa ciudad se han llevado a cabo negociaciones sobre el conflicto en Siria, Libia y Yemen, por mencionar algunos.

Hizo referencia a la renovación del Palacio de las Naciones, sede del organismo en Ginebra, y consideró que esto “dotará a la ONU de una infraestructura eficiente que podrá ser utilizada como un instrumento de paz, los derechos humanos y el desarrollo sostenible”.