9 de abril de 2013 / 05:10 p.m.

México • La directora general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Yoloxóchitl Bustamante Díez, y la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, suscribieron un convenio para que la institución educativa se sume a la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En un comunicado, el IPN señaló que con este convenio se desarrollarán actividades conjuntas con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) que contribuirán al fortalecimiento de la política general de desarrollo para el combate efectivo a la pobreza.

Destacó que en una primera fase, cinco mil jóvenes, académicos y expertos del instituto, a través de las Brigadas Multidisciplinarias de Servicio Social Comunitario, viajarán a comunidades marginadas de 30 municipios de ocho estados de la República Mexicana.

Los brigadistas politécnicos llevarán a cabo acciones de atención a la salud, desarrollo de infraestructura, promoción de proyectos productivos y cuidado al medio ambiente, entre otras medidas, con el objetivo de promover oportunidades productivas paras mejorar las condiciones de las comunidades marginadas del país, expuso.

Durante la ceremonia protocolaria, Bustamante Díez recalcó que la comunidad politécnica se suma a los programas que se operan para reducir los índices de pobreza, en particular de tipo alimentaria, así como para fomentar el desarrollo comunitario en las áreas urbanas y rurales que tienen más grado de marginación.

Por ello, dijo, "con mucha convicción, habremos de acompañarlos en el reto que significa abatir la pobreza y la marginación social que, lamentablemente, padece más de 46 por ciento de la población mexicana, entre la que se encuentran casi ocho millones de compatriotas en pobreza extrema, sin recursos para adquirir los alimentos necesarios para una vida sana".

Agregó que "esta es una oportunidad que nos ofrece la Sedesol y que los politécnicos asumiremos con la mayor responsabilidad, porque sabemos muy bien que el hambre y la pobreza, en un mundo contrastado por la abundancia, no sólo es una vergüenza moral, sino también una violación al más fundamental de los derechos".

La titular del IPN añadió que esta casa de estudios promoverá la participación de profesores, alumnos, egresados y trabajadores, a fin de demostrar una vez más que, "somos una comunidad sensible a los problemas más urgentes de México, generadora de ideas y recursos para contribuir a su solución.

NOTIMEX