1 de febrero de 2015 / 05:05 a.m.

Regresó la intensidad sigue faltando el futbol. León empató con Chiapas a un gol en duelo que se caracterizó por la vehemencia futbolística y que brilló por la cantidad de errores de ambos equipos.

Chiapas le hizo juego al León en el primer tiempo y en el segundo apostó al contragolpe. Los verdes no perdieron en casa, demostraron la garra que les caracteriza aunque les faltó mayor idea para poder imponerse a los visitantes.

Ni mal había arrancado el partido Mauro Boselli capitalizó vía penal una gran jugada entre Fernando Navarro y Miguel Sabah. El lateral se incorporó por la derecha y filtró un pase al área grande, el nueve verdiblanco le ganó la espalda a Horacio Cervantes quien no tuvo otra más que derribarlo. El central del cotejo decretó la infracción y marcó la pena máxima.

Más de 220 minutos tuvieron que pasar para que el León volviera anotar. No lo hacía desde el primer tiempo de la jornada uno ante el América.

El juego se disputó en ambas áreas, con mucha intensidad pero con poca claridad futbolística.

El empate llegó tras un error en la defensa del León que le permitió a Matías Vuoso plantarse sólo ante William Yarbrough, el argentino naturalizado mexicano aguantó bien la jugada a la aparición por un costado de Avilés Hurtado, quien recibió el esférico y con un movimiento quedó perfilado para fusilar el marcó desguarnecido del León y así empatar el cotejo.

Durante la primera parte las imprecisiones y equivocaciones hicieron del juego un duelo emotivo pero mal jugado. Tanto León como Chiapas y León se enfrascaron en duelo de intercambio de ataques orquestados por la vehemencia y no tanto por el sentido y la orientación de un esquema de juego.

Tras el empate, las aguas tomaron nivel y ambos equipos comenzaron bajar la intensidad y enfocaron en corregir sus errores. Tratando mejor la pelota y no arriesgándola tanto como en el principio del juego.

Chiapas mostró sus cartas. El tridente Arizala, Vuoso y Avilés le dio el peso a la ofensiva visitante que obligó a la zaga del León a trabajar horas extras para contener sobre su propia área la ofensiva Jaguar.

En respuesta, el León cerró en los últimos diez minutos con algunos centros sobre el área de la potería de Óscar Jiménez quien sufrió apuros pero que no pasaron de ser solo sustos.

El segundo tiempo comenzó a tambor batiente. León atacando y Chiapas administrando el campo, dejando en punta a Avilés Hurtado y Franco Arizala.

Las primeras ocasiones de peligro las generaron los locales. Elías Hernández y Fernando Navarro dinamitaron la banda de la derecha y constantemente estuvieron mandando centros.

El complemento recibió la primer jugada de peligro al minuto 53 cuando Elías mandó su centro raso por la derecha a donde El Gullit se lanzó de cabeza al césped para rematar pero no hizo contacto con el esférico que llegó hasta donde Mauro Boselli, quien remató de manera defectuosa con el marco abierto.

Cuando más atacaba el León apareció la oportunidad de Chiapas. El Rifle Andrade que recién había entrado de cambio enfrentó a William Yarborugh , el colombiano tuvo para marcar el segundo tanto pero la desperdició.

Chiapas se acomodó mejor en su propio campo y explotó la velocidad de Arizala. Sobre la hora de juego el ex esmeralda dejó la marca de González, cuando encaró al cancerbero fue derribado en el área pero Delgadillo no marcó la infracción.

Los dirigidos pro Sergio Bueno cedieron la pelota y el León quemó las naves. Se fue al ataque llegando mucho a la última línea pero con pocas jugadas de peligro sobre el marco de Óscar Jiménez.

Bravo y Caicedo refrescaron el ataque de León pero no encontró oportunidad clara para capitalizarlas en el marcador.

Un par de errores en la salida del León le dieron a la visita algunas aproximaciones pero nada más.

El León cerró el juego, Pizzi sacó a Carlos Peña y mandó a Ignacio Canuto al campo. Debutó el central argentino para ayudar a conservar el marcador.

El juego terminó con un empate que poco sirve para salir de los últimos lugares de la tabla general. El León no perdió ante uno de los equipos que mejor arrancaron el torneo pero demostró que aún sigue trabajando en la puesta a punto.

El próximo duelo será de visita ante UNAM en el Distrito Federal.

FRANCISCO VELA