AP
27 de octubre de 2015 / 09:05 p.m.

Sioux City.- Un Donald Trump más amable y humilde surgió en un evento de campaña en Sioux City, Iowa.

Tras caer en las encuestas de Iowa, el magnate y contendiente a la nominación presidencial republicana prácticamente suplicó a los votantes por su apoyo durante un evento el martes.

Pidió a los presentes que incrementen sus números en las encuestas y admitió que es terrible estar en segundo lugar.

Trump también hizo cambio a su formato habitual en estos eventos, al aceptar preguntas de los asistentes. Incluso bajó de su podio y se unió a la audiencia para hablar directamente con un veterano de guerra en silla de ruedas.

Fue la primera aparición de Trump en uno de los primeros estados en los que se vota, luego de que una serie de encuestas revelaron que se ubica detrás del neurocirujano jubilado, Ben Carson.

Pero Trump asegura que aún confía en que ganará.