1 de noviembre de 2014 / 08:28 p.m.

Lagos.-  Un supuesto líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, ha dicho que las más de 200 jóvenes secuestradas hace seis meses han sido "casadas" con sus combatientes, contradiciendo las afirmaciones del Gobierno nigeriano de que serían liberadas pronto, según informó AFP el sábado.

El Ejército nigeriano aseguraba haber matado a Shekau hace un año.

Los insurgentes proporcionan habitualmente una copia de sus vídeos a la agencia de noticias francesa en torno a un día antes de ser publicados en Internet. El último aumenta las dudas sobre si las negociaciones entre Boko Haram y el Gobierno del vecino Chad llegarán a buen puerto con la liberación de las niñas.

El hombre que aseguró ser Shekau negó además que existiese un alto el fuego durante las conversaciones, y dijo que su grupo mantiene prisionero a un rehén alemán secuestrado en la ciudad de Gombe en julio.

Unos hombres armados, cuya pertenencia a Boko Haram se suponía entonces, raptaron al profesor de una escuela técnica.

"Nos hemos casado con ellas. Ahora están en sus hogares conyugales", citó AFP a Shekau sobre las chicas raptadas en abril. "¿No sabéis que las 200 estudiantes de Chibok se han convertido al Islam? Han memorizado ya dos capítulos del Corán".

La negativa de Shekau de que existe un alto el fuego se ve apoyada por los episodios de violencia que han tenido lugar desde que el Gobierno lo anunció hace dos semanas, poniendo en duda la influencia real del hombre con quien el ejecutivo nigeriano está negociando, Danladi Ahmadu.

La campaña para lograr un estado islámico en Nigeria por parte de Boko Haram (cuyo nombre significa "La educación occidental es pecaminosa"), que ya dura cinco años, ha supuesto la muerte de miles de personas y se ha convertido en la mayor amenaza para la seguridad en la mayor economía de África y uno de los mayores productores mundiales de petróleo.

El Gobierno ha culpado de la violencia de las últimas semanas, con atentados como el que tuvo lugar la mañana del viernes y supuso la muerte de diez personas, a grupos vinculados a Boko Haram que éste no puedo controlar. Se cree que hay varias facciones compitiendo por el poder en la organización. 

 

FOTO: AP

REUTERS