NOTIMEX
3 de septiembre de 2017 / 06:39 a.m.

SEÚL.- Corea del Sur condenó la última prueba nuclear norcoreana llevada a cabo este domingo, prometiendo presionar para que el Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) emita una nueva resolución de sanciones más potentes contra Pyongyang para aislarla completamente.

El jefe de la Oficina de Seguridad Nacional, Chung Eui-yong, dijo que el presidente surcoreano, Moon Jae-in, nunca permitirá a Corea del Norte seguir avanzando en sus tecnologías nucleares y de misiles.

Chung, quien también funge como jefe del comité permanente del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), dijo: "El Gobierno decidió examinar todas las soluciones diplomáticas, como una nueva resolución del CSNU, para hacer que Corea del Norte abandone su programa de desarrollo nuclear de forma completa, verificable e irreversible y para aislar completamente a dicho país".

Moon convocó una reunión de emergencia del NSC después de que se detectara un sismo artificial en el recinto de pruebas nucleares norcoreano, destacó la agencia de noticias Yonhap.

Un sismo artificial, de magnitud 5.7, fue detectado a las 12:29 hora local cerca de Punggye-ri, en el área nororiental de Corea del Norte.

Corea del Norte afirmó más tarde haber realizado con éxito su sexta prueba nuclear, reclamando que se trata de una bomba de hidrógeno capaz de ser montada en un misil balístico intercontinental.

Asimismo, Chung dijo que el país y su aliado estadunidense discutirán el despliegue de lo que calificó como los "activos estratégicos más poderosos de Estados Unidos" en Corea del Sur.



ilp