14 de mayo de 2014 / 11:42 p.m.

Austin.- Con tan solo dos horas de margen, un tribunal federal de apelaciones del sur de Estados Unidos suspendió hasta nueva fecha la ejecución del preso Robert Campbell en Texas, por las pruebas que apuntan a que sufre una discapacidad intelectual, lo que evitaría el ajusticiamiento por ley.

Con ésta, Estados Unidos suma dos ejecuciones consecutivas que son suspendidas "in extremis": la primera en Oklahoma el pasado 30 de abril después de que los funcionarios detectaran complicaciones y en el vecino estado de Texas por decisión de un tribunal federal de apelaciones.

Campbell, un afroamericano de 41 años que vuelve a dormir en su celda, violó y asesinó en Houston (Texas) en 1991 a Alexandra Rendon, una mujer de 20 años.

La decisión judicial se supo dos horas antes de la hora de la ejecución. Los magistrados consideraron que el preso no había tenido suficiente tiempo para demostrar, con nuevas pruebas, que una discapacidad intelectual le protege de ser ajusticiado.

"Es lamentable que estemos revisando las pruebas de la discapacidad intelectual en el último momento antes de la ejecución programada de Campbell", dijo en la orden judicial el juez James L. Dennis, responsable de escribir la decisión conjunta.

Agencias