24 de marzo de 2013 / 05:54 p.m.

Ciudad de México • La reforma constitucional en materia de telecomunicaciones fue producto de la negociación y el acuerdo, no de la imposición, sostuvo el coordinador de los diputados federales del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

"No se legisló a favor o en contra de nadie, sino atendiendo el interés público y las inquietudes de todos los grupos parlamentarios", afirmó.

El legislador remarcó que dicha reforma demuestra una vez más que la Cámara de Diputados legisla con responsabilidad para que las cosas sucedan en beneficio de México.

"No buscamos aplausos ni titulares estridentes, sino legislar con la responsabilidad y el rigor que requiere una materia de singular complejidad técnica y trascendencia para el crecimiento y el desarrollo digital del país", puntualizó Beltrones.

Indicó, además, que en las reformas subsecuentes se mantendrá la ética de responsabilidad legislativa.

Entre las principales modificaciones al dictamen, Beltrones citó la incorporación del servicio de Internet a las tecnologías cuyo acceso deberá garantizar el Estado para hacer efectivo el derecho de información.

Enumeró igualmente la posible revocación de concesiones a los agentes económicos dominantes que se beneficien de la regla de gratuidad a través de otros concesionarios, así como la precisión de que sea la Secretaría de Comunicaciones la que emita opiniones no vinculantes relativas a las concesiones.

"Esta reforma constitucional reafirma la evolución del país hacia la era digital en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, con base en un entramado institucional y regulatorio que promueve la competencia y la innovación tecnológica y garantiza la inclusión de la población en la sociedad de la información y el conocimiento", agregó el diputado Beltrones.

FERNANDO DAMIÁN