6 de febrero de 2015 / 12:28 a.m.

HBO y Showtime alcanzaron un acuerdo para la transmisión de la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao, informó el jueves el promotor Bob Arum, dejando solo dos asuntos sin resolver antes de pactar el 2 de mayo como fecha del esperado combate.

Arum informó a The Associated Press que las cadenas rivales han acordado los términos sobre los comentaristas de la función y otros detalles para el combate en pago por evento, y que las negociaciones esta semana han reducido las diferencias restantes entre los representantes de ambos pugilistas.

"Teníamos cuatro problemas y resolvimos dos", señaló Arum, promotor de Pacquiao. "Ahora estamos trabajando en resolver los otros dos. A menos que surja algo más de último minuto, eso es lo que sé".

Arum declinó detallar los otros dos obstáculos, señalando que no quería sabotear las negociaciones justo cuando llegan a su momento crítico. Y no está claro si el bando de Mayweather tiene la misma visión de las negociaciones que Arum, o siquiera si Mayweather aceptará el combate.

El consejero de Mayweather es Al Haymon, quien de acuerdo a informes de prensa ha sido el negociador a nombre del boxeador. Pero Haymon no habla con la prensa, y Mayweather se comunica casi exclusivamente por medio de redes sociales.

Los más recientes mensajes de Mayweather lo muestran disfrutando un viaje en un jet privado por el Caribe y recibiendo pedicura con peces. Colgó un mensaje en redes sociales la semana pasada en el que dijo que era una "mentira" un reporte que indicaba que la pelea ya estaba pactada.

Arum dijo que los principales puntos financieros de la pelea han sido acordados, incluyendo, de acuerdo a reportes, una división de la bolsa de 60-40 en favor de Mayweather. Basándose en que la pelea genere ganancias por encima de los 200 millones de dólares, el pago que Mayweather podría recibir sería de 120 millones de dólares.

"Hay muchos detalles en los que estamos trabajando en este momento", señaló Arum. "Los obstáculos pendientes son obviamente importantes para los participantes, y son cosas que debemos resolver".

Los representantes de Mayweather han dictado la mayoría de los términos, y Arum dijo que Mayweather será quien anuncie la pelea en caso de que se realice.

Mayweather está bajo contrato con Showtime y Pacquiao con HBO, y se conjeturaba que las dos cadenas darían al traste con la pelea en caso de no llegar a un acuerdo. Pero las negociaciones entre altos mandos han tomado un par de semanas, y HBO emitió un comunicado el lunes señalando que no había "impedimento" para la pelea.

"Estamos listos", indicó el comunicado. "Los protagonistas necesitan acordar los términos y firmar un contrato".

Un vocero de HBO declinó formular comentarios el jueves, y los ejecutivos de Showtime no estuvieron disponibles de inmediato para dar alguna declaración.

Mientras que Mayweather vacacionaba, Pacquiao regresaba el jueves a su natal Filipinas luego de una gira a Estados Unidos e Inglaterra. Mientras estuvo en Miami para participar como juez del concurso de Miss Universo, Pacquiao asistió a un partido de la NBA la misma noche en que lo hizo Mayweather y ambos púgiles intercambiaron teléfonos y hablaron sobre la pelea.

Más tarde se reunieron por una hora, y Arum dijo que la reunión lo convenció de que Mayweather quería hacer realidad el combate.

Antes de viajar a casa, Pacquiao se reunió en Washington con el líder de la minoría en el Senado, Harry Reid, el jueves. También acudió al Desayuno Nacional de la Oración, un encuentro anual de políticos, líderes religiosos y dignatarios en el que el presidente Barack Obama dio un discurso. 

AP