NOTIMEX
31 de agosto de 2016 / 05:18 p.m.

RÍO DE JANEIRO.- El recién juramentado nuevo presidente brasileño Michel Temer impuso el miércoles a su gabinete la tarea de seguir adelante con las reformas de pensiones y presupuesto, así como con propuestas para crear empleos.

El mandatario dijo que a partir de hoy las expectativas son mucho más altas para el gobierno.

Señaló que espera que en los próximos dos años y cuatro meses se realice lo prometido: reactivar nuevamente a Brasil.

Temer negó que el proceso de juicio político haya sido un golpe de Estado contra Dilma Rousseff, como ella afirmó en sus primeras declaraciones después de haber sido destituida.

"La golpista es usted", indicó, dirigiéndose a Rousseff. "Es usted quien viola la Constitución".

Por otro lado, Temer dijo que iniciará la noche del miércoles su visita a China para la reunión del Grupo de los 20 y señaló que fueron solicitadas reuniones bilaterales con los líderes de España, Japón, Italia y Arabia Saudí.

"Estamos viajando precisamente para revelar al mundo que tenemos estabilidad jurídica y política", afirmó. "Tenemos que mostrar que existe esperanza en el país".