reuters
4 de junio de 2015 / 09:32 a.m.

El Cairo.- El ex presidente egipcio Hosni Mubarak será juzgado por segunda vez por la muerte de manifestantes durante las protestas de 2011 que lo obligaron a poner fin a sus tres décadas en el poder, dijo el jueves el máximo tribunal del país.

Mubarak, de 87 años, fue inicialmente sentenciado a cadena perpetua en el 2012 por su responsabilidad en la muerte de 239 manifestantes, y por generar caos y permitir brechas de seguridad durante la revuelta de 18 días, pero una corte de apelaciones ordenó un nuevo procesamiento.

En ese juicio, una corte egipcia retiró los cargos contra el ex líder pero la fiscalía apeló al dictamen.

El jueves, el juez aceptó la apelación de la fiscalía y dijo que Mubarak deberá ser juzgado de nuevo el 5 de noviembre por la Corte Suprema. El ex mandatario no estaba presente en el tribunal.

El dictamen fue considerado como un triunfo para los opositores a Mubarak, quienes consideran que el trato que le concedieron las cortes fue demasiado indulgente.

Cientos de personas murieron cuando las fuerzas de seguridad se enfrentaron con manifestantes en las semanas previas a la salida de Mubarak del poder.

Mubarak, que gobernó Egipto con puño de hierro durante tres décadas, ya ha pasado al menos tres años en prisión por otros casos.

Muchos egipcios que vivieron durante su mandato sostienen que se trató de un Gobierno autócrata basado en el capitalismo exacerbado. Su derrocamiento dio paso a las primeras elecciones libres de Egipto, que llevaron al poder al ahora ex presidente Mohamed Mursi, un islamista.

Pero Mursi sólo duró un año en el palacio de Gobierno, luego de que manifestaciones masivas lo forzaron a un golpe de Estado de las fuerzas armadas en el 2013 lideradas por el general Abdel Fattah al-Sisi, que más tarde ganó unas elecciones presidenciales.